La guía sobre los OKR (2): creando buenos «resultados clave»

Este post es una continuación del de el lunes, La guía sobre los OKR (1), este es el segundo (o tercero si añado aquel primer post de OKRs de hace 5 años) de esta serie que comenzó esta semana y que no sé cuantos capítulos tendrá, ni cuándo los publicaré.

Pero el caso es que hoy me ha dado por escribir otro.

El resultado clave

Para poner en contexto, recordemos de anteriores post que un OKR tiene dos, obvias, partes:

  • El objetivo, lo que se pretende obtener, normalmente es cualitativo.
  • El resultado clave, cómo sabemos si lo hemos logrado, y, normalmente, es cuantitativo.

La idea del post de hoy es entender bien cómo poner buenos resultados clave para un objetivo.

Los «resultados clave» no son… tareas

El resultado clave debe ser eso… un resultado (y no una tarea a completar) y, además, el consejo generalizado, lo que mejor nos funciona, es que esté más cercano a un «qué» que a un «como».

Vamos a poner un ejemplo facilote que todo el mundo entienda. Imagina que ponemos un OKR para este blog y que objetivo del OKR es «que este blog sea muy útil para sus lectores» (es cualitativo, subjetivo y de cara a aportar valor a los usuarios).

Podríamos pensar que un «resultado clave» es… «publicar 5 post a la semana», pero eso realmente es una tarea (más que un resultado), no tengo claro que «publicar 5 post a la semana» me acerque al objetivo de que «Que este blog sea muy útil para sus lectores»

¿No sería mejor que pongamos un «resultado clave» del tipo a «aumentar el trafico por semana en un 1%»?

Publicar 5 post a la semana esta muy lejos del objetivo. Además, «aumentar el trafico por semana en un 5%» nos deja la puerta abierta a muchas opciones, entre ellas, tanto puede ser publicar 5 post a la semana como optimizar post antiguos para que posicionen mejor en Google.

Así que recuerda: el KR (del OKR), habla de «resultados». 

Así que… evita hacer KRs Tipo «check list» de tareas. Piensa en resultados.

Lo ideal es que los resultados clave los pongan los equipos

Por otro lado, deberíamos, cómo no, volver aquí también a fomentar la auto-organización.

Ya sabes, eso que es tan de equipo Ágil de que se determine el «qué» y los que saben pongan el «como».

La opción más auto-organizada es que alguien de negocio, los managers de la empresa, los Stakeholders, etc., fijen los «objetivos» del OKR y los equipos los «resultados clave».

Una opción menos auto-organizada

Pero, también es cierto, que hay equipos menos maduros. O equipos que, simplemente, no quieren entrar en los «resultados clave».

Hay equipos menos creativos, o que quizá han pasado demasiado tiempo bajo estructuras clásicas de gestión y recibiendo ordenes de «jefes de proyecto».

Equipos que, simplemente, como hablamos hace unos días no quieren ser equipos auto-organizados.

Si este es el caso, opción menos auto-organizada (que debería ser temporal), es que si alguien externo al equipo va a fijar los «resultados clave» debería mantenerlos los más cerca del «qué» y que del «como», evitando listas de tareas y, aunque en menor medida, potenciando la auto-organización de los equipos.

Últimas entradas de jgarzas (ver todo)

1 comentario en “La guía sobre los OKR (2): creando buenos «resultados clave»”

  1. Dejo un posible ejemplo de un próximo producto que estamos encarando para mejorar en la Universidad donde trabajo para analizar:

    O –> Queremos que el portal de empleos sea el mejor punto de contacto para el primer trabajo de los alumnos en empresas con convenio con la universidad

    KR1 –> 60% de los alumnos consiguen su primer empleo a través del portal
    KR2 –> 90% de los alumnos buscan su primer empleo a través del portal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Ir arriba