No queremos ser equipos auto-organizados

Creo que en ocasiones, por que no entramos en detalles de la realidad (y la conversación se queda en lo teórico), idealizamos mucho la idea de equipo auto-organizado.

Lo digo en el sentido de verlo como algo idílico, algo deseable por todo el mundo, un estado máximo de perfección.

Pero la realidad, al menos, en «mi mundo que es mi realidad» es que no es ni algo perfecto ni, que es a lo que voy hoy, algo siempre deseable. 

No voy a entrar en contarte qué es la auto-organización en equipos Ágiles (y no ágiles), ni tampoco en problemas de entender mal la auto-organización. Para los anteriores hay muchos post ya escritos, desde hace años, en el blog, te dejo a continuación una recopilación.

La reflexión de hoy lunes, a estas horas de la mañana, es que a los que nos mola esto de la Agilidad pensamos, generalmente, que a los equipos les va a encantar auto-organizarse, quitarse que alguien externo «los organice».

Que es un anhelo de todo equipo decidir ellos «qué», «cuanto» y «cómo» hacerlo.

Y que además, como organización, obtenemos mejores resultados con equipos auto-organizados, porque toman la responsabilidad, sienten que es suya, se toman mejores decisiones, bla, bla.

Pero, de nuevo, «mi mundo que es mi realidad» dice no todos los equipos se sienten agusto auto-organizandose y este es un tema que se habla poco. 

Hay equipos que, directamente, no quieren tener más autonomía, prefieren que alguien externo (el típico jefe de proyectos) tome las decisiones, decida por ellos, se quitan así de la responsabilidad de decidir.

Hay equipos a los que, directamente, la auto-organización les hace infelices (contrariamente a lo que la teoría pueda decirnos). 

E, incluso, existe un tipo de equipos que al tener el «súper poder» de la auto-organización… pierden poder cargar culpas, de problemas de gestión, a alguien externo (que ahora ya no está), y eso les genera frustración. 

No voy a poder acabar este post con una solución mágica para este problema, pero que seas consciente de que existe.

Que los problemas a los que nos enfrentamos, los productos que hacemos, las tecnologías que usamos, etc., requieren de equipos auto-organizados… pero no todos los equipos ven la auto-organización como algo deseable.

De nuevo el Lado Oscuro está aquí presente, un deseo más de volver a los modelos de gestión antiguos… que no funcionan en los tiempos que corren.

Seamos conscientes de este problema y trabajemos para «gestionarlo» de la mejor manera. Que la Agilidad te acompañe.

5 comentarios en “No queremos ser equipos auto-organizados”

  1. EMHO, los problemas surgen porque muchas veces esa «autogestión» es ficticia: la organización de los equipos, el reparto de tareas, las prioridades, etc. muchas veces dependen de personas externas al equipo.

    Así que, mientras el equipo intenta auto-organizarse, en realidad hay terceros que están tomando las decisiones importantes por ellos, y el equipo termina decidiendo sólo en temas «tan importantes» como si el sprint dura 2 semanas o si la daily es a las 9 o a las 9:30 (a veces ni eso).

    A partir de ahí, llegan las frustaciones y problemas que describes en tu post.

  2. «Pero, de nuevo, «mi mundo que es mi realidad» dice no todos los equipos se sienten agusto auto-organizandose y este es un tema que se habla poco. »

    Brutal reflexión (y brutal canción…) me ha encantado, puesto que lo viví recientemente, un equipo que no quería ser auto-organizado. Me quedé muy descolocado, sus razones muy sencillas. El cliente interno y externo solo buscaban un fragile y el equipo viéndolo venir no quería perder la figura del paraguas que les protegía en forma de PM o similar.
    La realidad en muchas organizaciones agiles, pero solo agiles para el marketing.

    1. Es que en un equipo ágil las personas son más que los procesos por ende, se debe trabajar más en la actitud o comportamiento o etc. de las personas para poder evitar que «el lado oscuro» impida auto organizarnos. He visto esta falta de auto organización en equipos con integrantes de personas adultas (>35) es difícil cambiarles el chip

  3. Yo creo que la falta de auto-organización no es problema de la edad de las personas que forman el equipo. Parece que cuanto más mayores, menos auto-organización ya que se tiende a pensar que somos «viejunos» y venimos de otro mundo con otras formas de trabajar. En mi experiencia, mi equipo estaba formado por personas de >35 y nos hemos auto-organizado perfectamente. El truco está en la actitud y no en la edad. Precisamente la experiencia es lo que nos ha motivado a cambiar el chip y auto-organizarnos para desarrollar nuestro trabajo de la mejor forma. Gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Ir arriba