La guía sobre los OKR (3): puntuando los «resultados clave»

Este post es una continuación de la serie de post sobre OKRs que empecé la semana pasada. Aquí te dejo los post anteriores: 

Vamos con el tercero (o cuarto si añado aquel primer post de OKRs de hace 5 años) de esta serie, que no sé cuantos capítulos tendrá, ni cuándo los publicaré, pero hoy toca otro.

¿Cómo vas a medir ese resultado clave? Busca la objetividad

Continuando con el ejemplo facilote, para que todo el mundo lo entienda, y que empezamos en el anterior post, imagina que ponemos un OKR para este blog y que objetivo del OKR es «que este blog sea muy útil para sus lectores» (que, como ya mencionamos, tiene buena pinta porque es cualitativo, subjetivo y de cara a aportar valor a los usuarios).

Y ahora decidimos que un «resultado clave» es «mayor número de usuarios recurrentes», vale, OK, pero… ¿cómo vamos a medir eso luego? ¡Es súper subjetivo ese «resultado clave»!

Consejo, evita fijar «resultados clave» tan subjetivos, así que en vez de «mayor número de usuarios recurrentes» usa, por ejemplo, resultados clave del tipo a «un 5% más de usuarios recurrentes durante el trimestre».

Los objetivos suelen ser más subjetivos, pero los resultados clave deberían ser mucho más objetivos.

De nuevo, esto refuerza el uso de resultados clave del tipo a «aumentar el trafico por semana en un 5%». Si en vez del anterior pongo «que los visitantes al blog se lleven una buena experiencia», pues va a ser difícil de puntuar.

Dejar claro cómo vais a puntuar los OKR

Una manera típica de hacerlo es puntuar cada KR, cada «resultado clave», entre 0 y 1 (también hay quien lo hace entre 0 y 10). Si usas ese sistema de puntuación, cero sería fracaso máximo y 1 éxito total.

Como casi todo el mundo se ha basado en cómo hace uso Google de los OKR (de dejo un vídeo que es un clásico en lo que refiere a referencias sobre OKRs), casi todo el mundo ha tomado su (supuesta) manera de medirlos, que es esa de entre 0 y 1, entendiendo que obtener un 0,7 es una buena puntuación (lo de 0,7 también viene de Google).

Dejar un margen entre 0,7 y 1 deja un lugar para los resultados excelentes, más allá de obtener buenas puntuaciones. 

La puntuación del «resultado clave» es gradual… no binaria

Si usas una escala de puntuación entre 0 y 1, usando decimales por medio, y siempre puntúas con ceros o unos… algo raro está pasando.

Si salen muchos unos, una razón es que tus «resultados clave» son tareas, tipo check list, del tipo a se hacen o no se hacen, esto lo vimos en el anterior post, el de La guía sobre los OKR (2): creando buenos «resultados clave».

Si salen muchos ceros… deberíais plantearos qué está pasando, qué sentido tiene estar poniendo «resultados clave» que o son imposibles o no nos interesa trabajarlos.

Algunos consejos más: temporalidad, número y no los hagas a nivel de persona

Unos cuantos consejos más.

En lo que refiere a la temporalidad, típicamente, una temporalidad razonable para revisar los OKR es de manera trimestral, después de ese periodo se puntuan. 

Otra cosa es el número de resultados clave por objetivo, que, aunque esto es opinable, por defecto, lo típico es que debe rondar entre 3 y 7.

Y, por último, por favor… no creéis OKR a nivel de persona, siempre a nivel de equipos.

2 comentarios en “La guía sobre los OKR (3): puntuando los «resultados clave»”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Ir arriba