La auto-organización es un viaje de madurez

No me dirás que no me ha quedado bonito y poético el título de este post, esa inspiración mañanera… ah y no me preguntes porque esta semana me ha dado por escribir cosas de auto-organización, podría contarte la última de Mr. Nobody pero hoy… me la voy a ahorrar.
Salvo que se me haya colado a mi alguna referencia, o haya leído de menos, fue Hackman el creador (sería más correcto decir precursor en vez de creador) de término «auto-organizado». En su libro Leading Teams: Setting the Stage for Great Performances aparece una interesante matriz para acotar qué se entiende (o él entendía) por auto-organizado. Hackman establece 4 áreas de responsabilidad, que pueden tomar el equipo o alguien externo, un manager típicamente, y que son:
1 – Realizar el trabajo.
2 – Seguir y gestionar cómo va el trabajo, conocer cómo va el avance e iniciar acciones correctivas si es necesario.
3 – Diseñar el equipo y su contexto en la organización, seleccionar quién pertenece al equipo.
4 – Establecer las directrices y objetivos del equipo.
Según las anteriores 4 responsabilidades, Hackman creó su «matriz de autoridad» (que frameworks Ágiles como LeSS  y el libro de Management 3.0 también usan de referencia), donde acotaba la idea de «auto-organización» y, además, añadía lo que vendrían a ser otros niveles superiores de autonomía para un equipo, los que llamó «auto-diseñados» y «auto-gobernados».
Matriz Hackman auto organizado autoridad equipo
Un equipo «auto-organizado» tiene bajo su responsabilidad las áreas que antes numeré como 1 y 2, realizar el trabajo y seguir, gestionar, cómo va el avance. Entender «auto-organizado» como un todo, sin niveles ni rangos, en vez de como «un viaje», en el que se va pasando por diferentes niveles, nos puede llevar a errores, problemas y frustraciones.
Sólo el último nivel, el «auto-gobernado», sólo apto para heroínas y héroes, y que pocos han visto, es el que no necesita de managers.
La moraleja de modelos de auto-organización como el de Hackman, y de otros tantos similares (como las Degation Boards de Management 3.0), es doble. Por un lado, la auto-organización o, mejor dicho, la «autoridad que tiene el equipo», no es algo «binario», no es somos auto-organizados o no auto-organizados… tiene niveles.
Y por otro, el nivel de «autoridad que tiene el equipo» es un camino, un camino que puede comenzar con equipos sin nada de autoridad (los clásicos, con su jefe de proyecto y esas cosas), que continúa en la tantas veces mal usada palabra de auto-organización.
Y que, dependiendo de cómo madura el equipo (y aquí esto de la madurez engancha con otras ideas como las de Tuckman), si es que lograr madurar, continua avanzando a mayores niveles de autonomía.
Tomate la auto-organización como un viaje, como algo gradual, que depende de la madurez de los miembros del equipo y de la propia madurez del equipo, así te evitarás frustraciones y sustos (y luego decir que el problema es que la Agilidad no funciona).

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

1 comentario en “La auto-organización es un viaje de madurez”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *