4 cosas, generales y de contexto, que deberías saber sobre Scrum (y 2)

Este post continua al de ayer (aquí tienes el enlace al post de ayer), con estos dos post intento, humildemente, aclarar las confusiones típicas que más me planteáis sobre el modelo Scrum, el más popular de los ágiles hoy. Hoy vamos con 2 puntos más:

jef
Ahí estoy, todo feliz, con Jeff Sutherland, co-creador de Scrum en Estocolmo

3 – Scrum es un modelo de uso libre, cualquiera lo puede usar, sin tener que pagar, registrarse en una asociación o certificarse

Lo han dicho en varias ocasiones los propios creadores de Scrum, Ken Schwaber y Jeff Sutherland (te dejo aquí una entrevista a Jeff Sutherland de hace un tiempo), que habían creado Scrum a principios de los 90, cediendo a la comunidad su evolución, sin aplicación alguna de derechos de autor (si quieres una referencia de esto, del propio Ken Schwaber, aquí tienes).
Su idea, evitando marcas, era promover al máximo que la gente usase la palabra Scrum, de cualquier modo y manera, en documentos, libros, conferencias, etc. Y vaya si lo han logrado. En la más plena aplicación de los valores de Scrum, sus autores quisieron que Scrum “emergiera” y no que siguiera un camino predictivo tipo cascada, como es el caso de tantos otros, por ejemplos que no falte: véase los PMI, CMMI, CISA, UML, etc.
Todos nos hemos beneficiado de ello y Scrum también se ha beneficiado de ello. Lo cual no ha evitado que, algo tan interesante, no sufriera, y sufra, de codicias e intentos de control de la marca “Scrum” (con intentos, por terceros, de registrar marcas con el nombre de Scrum + algo), pero, por ahora, esto no ha sucedido y su uso es LIBRE.
No obstante, hay que matizar una cosa. Si nos vamos al documento oficial que mantienen los autores de Scrum, la guía de Scrum, y bajas hasta el final del todo, verás que, si bien no hay un «trade mark», en ese documento, y sobre su uso, pone:
«Offered for license under the Attribution Share-Alike license of Creative Commons, accessible at http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/legalcode […]»
Es decir que si hay una licencia (que aplica a la guía), Creative Commons, tipo «Reconocimiento-CompartirIgual», que, resumidamente (hay otras muchas páginas que amplían información sobre esta licencia), permite compartir y re-distribuir la guía, adaptarla, crear material derivado, etc., reconociendo la autoría y aplicando estas mismas condiciones al material derivado.
Y al tema se le podría dar más vuelta aún, ya que, si bien Ken Schwaber y Jeff Sutherland crearon la idea del Scrum que hoy todos conocemos, la posterior guía de Scrum (la guía viene de 2010 y Scrum de los 90), los que realmente originaron el término, Scrum como un modelo de creación de producto, fueron otros autores, Hirotaka Takeuchi y Ikujiro Nonaka, en el 86, en el famoso artículo «New New Product Development Game», que, que yo sepa, tampoco lo registraron, y dieron la base para que apareciera el Scrum que hoy conocemos.

4 – No hay UNA, y ÚNICA, Certificación de Scrum oficial

Como te dije, sólo hay un documento, entre comillas, oficial y es la Guía de Scrum (que son 19 páginas) que mantienen los autores (los que antes te cité, Ken Schwaber y Jeff Sutherland). Y esa guía se mantiene en www.scrumguides.org te lo pongo así, literal, en vez de el enlace, porque hay n Webs que intentan, «emular», a la anterior, por ejemplo, con que le quites la «s» del final a la anterior dirección te vas a una Web que te intenta vender cosas (para que veas como está el patio).
Luego, derivado de lo que te conté en el punto número 3, cada uno puede sacar SU libro, SU guía, SU interpretación, documento, pdf, ampliación, etc. Y usando la plabra Scrum porque es libre. Y aquí vino el negocio: llega, por ejemplo, la organización ACME y saca SU modelo de certificación en Scrum (un examen, un procedimiento para examinar, etc.) y te da una certificación (o acreditación, ahí no entro que se me va el post), su certificación.
Y, luego, pues pueden llegar la organización, por ejemplo, COBRA KAI, y sacar su modelo de certificación, parecido al de ACME, pero no igual, cada uno son sus interpretaciones y ampliaciones. Y así, sucesivamente, porque, de hecho, hoy, hay n organizaciones que han hecho esto.
Y luego vino la guerra de las certificaciones: COBRA KAI dirá que su certificación mola más que la de ACME, y al revés. Y COBRA KAI dirá que es la única que certifica oficialmente en el modelo «Scrum COBRA KAI», y eso es cierto, ya que es el suyo, y que puede, incluso, estar registrado (registrado «Scrum COBRA KAI», que no Scrum, porque es libre).
Y para la gente que no sabe todos estos entresijos… esto es un lío. Y si COBRA KAI tiene mejor marketing, pues cualquiera nuevo en esto pensará que COBRA KAI es la única que certifica oficialmente en Scrum. Pero no es así, es la única en SU modelo de certificación Scrum, pero no la única que certifica ni la propietaria del modelo Scrum que es… de uso libre.
Por tanto puedo usar y aplicar Scrum sin certificarme.
La guerra de las certificaciones hoy es dura, y los COBRA KAI, los ACME, y otros, ofrecen sus bondades sobre el otro en función del número de certificados, empresas que piden sus certificados en ofertas de empleo, etc. Habiendo, ciertamente, de entre muchas organizaciones que tienen su modelo de certificación, algunas con más gente certificada que otras.
Pero, de nuevo, puedo usar y aplicar Scrum sin certificarme, y no existe una certificación u organismo único oficial regulador del modelo.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Latest posts by jgarzas (see all)

1 comentario en “4 cosas, generales y de contexto, que deberías saber sobre Scrum (y 2)”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *