El tiempo pasa, hay cosas que no cambian

Hoy iba a haber dibujo, pero… ha sido imposible. Después de 22 jueves, ininterrumpidos, esta semana 2 keynotes seguidas, una para el evento anual de Peugeot y la otra para el evento de Citroën, me han dejado KO. Bueno, no hay mal que por bien no venga, que decía mi abuela, así ahora me pienso si tiene sentido seguir dibujando semanalmente.
Mientras que ayer estaba con que si terminaba el dibujo para hoy, u escribía sobre otra cosa, para remate, por la tarde, me llamó un amigo del que no sabía nada desde hacía años, unos 5, por lo menos, y hablamos, para refrescarnos temas y cosas de la vida y acabamos hablando de lo mal que trata el mundo aquella buena práctica de la Integración Continua (para que veas cómo puede acabar una conversación) y compartimos experiencias de estos años sobre las malas, y clásicas, prácticas de programación.
Hay cosas que, aunque pase el tiempo, no cambian mucho, pasan los años y siguen vigentes, no parece haber una evolución destacada, un salto considerable que haga olvidar que tiempo atrás fueron malos hábitos.
Después, alguien que no voy a citar, ejem, ejem, tuvo la osadía de retarme whasapperamente, a ver si encontraba una referencia sobre un tema de Testing. El lunes esa persona me pagará un desayuno. Y ganar esa apuesta me llevó a un artículo que se publicó en septiembre de 2017 y que exponía los resultados de una encuesta sobre el uso de prácticas relativas al Testing. De nuevo, parece que el mundo se ha parado.
Según el artículo, derivado de una encuesta a 167 personas, y te cito los datos que a mí más me han llamado la atención:
– La mayoría de los errores detectados por el Testing vienen de los Requisitos… ¿requisitos? ¿de los requisitos? La segunda gran área en la que el Testing detecta problemas es en el diseño.
– Muy pocos participantes Testean en un entorno de Test, en un pre-producción de turno, con datos similares a producción, un gran número lo hacen sólo en desarrollo.
– Las pruebas unitarias ocupan un lugar destacado, pero no son muchas más en número que las de integración.
En desarrollos que han empezado de cero, de hace menos tiempo las cosas, en mayor número, las cosas pintan de otra manera (que no en todos). Pero, en los desarrollos más antiguos, los «Legacy», los mismos problemas de hace, pongamos, 5 o 6 años, parecen seguir ahí, iguales, impasibles.
Quizá como colectivo no hemos sabido encontrar la manera de dar un salto, saber cómo, contar cómo, evolucionar en ciertas prácticas de programación. Hemos afianzado ideas, pero no cómo llegar a ellas de una manera asequible para muchos, mucha formación, divulgación, etc., pero ahí siguen esas malas prácticas.
La prueba es que, mirando atrás, son pocos los equipos y productos antiguos que han pegado grandes saltos, aquellos en los que ahora su Testing es impresionante, sus prácticas de Integración Continua son admirables (y otras tantas).
Creo que la asignatura de evolucionar el «Legacy» va a ser una asignatura pendiente y que lo va a ser durante muchos años, aún no hemos encontrado una manera potente y masiva (como si ha pasado en cierto modo con el mundo del proceso, de la agilidad a nivel de modelo de trabajo, etc.) de que el sector de un verdadero salto evolutivo.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *