Los 60, la creación de software

(Viene del post de ayer.)
Si no me dicen que el siguiente texto habla de los 60, creería que nos cuenta una situación muy típica de hoy en día…
Pero en los 60 la gente empezó a descubrir que el software difería del hardware de manera significativa. Primero, el software es mucho más fácil de modificar que el hardware, y no requiere de costosas líneas de producción para realizar copias. Se cambia el programa una vez y se carga en diferentes computadores, no como en el hardware, donde los cambios deben hacerse en cada una de las copias. Esta fácil modificabilidad permitió la introducción del “codifica y prueba”, frente a las exhaustivas revisiones que se hacían al hardware. En muchas aplicaciones las personas llegaron a ser más determinantes que el hardware.
Otra diferencia era que el software no se desgastaba. Por lo tanto, no era lo más correcto estimar la fiabilidad del software con modelos para hardware, y «el mantenimiento del software» difería mucho del mantenimiento del hardware. El software era invisible, no pesaba, pero costaba mucho. Era difícil saber si se estaba desarrollando según la planificación, y añadir recursos humanos a un proyecto software con retraso provocaba un retraso mayor. El software generalmente tiene muchos mas estados, caminos a probar, por lo que sus especificaciones son mucho más difíciles.
Otro problema fue que la rápida expansión de la demanda de software desbordó la demanda de ingenieros y matemáticos. Nuestro proyecto contrató y formo gente de humanidades, ciencias sociales, bellas artes, etc., para desarrollar software. Estas personas además se sentían aún mucho más confortables usando el “codifica y prueba”. Solían ser muy creativos, pero su codificación era muchas veces código espagueti.

Extracto, y resumen, de «A View of 20th and 21st Century Software Engineering», de Barry Boehm.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *