3 cosas que suelen tener las buenas transformaciones ágiles: constancia, superación y equivocación (2/2)

Esta es la segunda, y última parte, del post que empecé ayer sobre mi charla, el jueves pasado, el día 7, en la segunda jornada Ágil organizada por iTSMF. La primera parte la puedes encontrar aquí.

Superación

Aquí la recomendación va porque no sólo hay que ser constante, no vale con salir «a correr» todos los días… hay que salir «al campo» para hacerlo cada día mejor. Y eso lo tienes que hacer tú, tu equipo, tu organización, nadie lo pude hacer por ti.
Por ello, cuidado con los frameworks y metodologías religiosas y los sacerdotes o, como también te conté hace más tiempo, con el culto al carguero. Puedes empezar tomando como referencia un marco ágil, certificaciones, etc., pero eso es un primer paso, aplícate el Shuhari, y rompe, adapta, cualquier modelo, superate, no te quedes en seguir al pie de la letra. El objetivo no es, de manera similar a las viejas auditorías, cumplir, punto por punto, con una determinada guía ágil… es entregar más valor.

DfEvLKRWAAY5D-e

En esta segunda recomendación, en lo que refiere a casos reales, que además fuesen recientes y que yo conociese de primera mano, mencioné como hemos usado el mejor y verdadero modelo para escalar la agilidad: el Cherry Picking.

Equivocarse

Aquí dude de si usar como apertura de esta tercera parte la palabra «equivocarse» o «aprender del error», etc., pero bueno, el caso es que elegí equivocarse, quizá por usar una única palabra. El caso es que aquí hablé de cómo tiene poco sentido hacer un plan, predictivo, incluso un Gantt, para el cambio de cultura, para la «transformación Ágil».
Como del experimento se aprende (y puse varias fotos reales de celebrations grid, como ejemplo de técnica, para resaltar lo de apuesta por el experimento). Los errores, controlados, y de los que se aprende, no es algo que tengamos que rechazar (los errores sin control, de gran impacto y de los que no aprendemos nada son otra cosa).
A mí, y supongo que a muchos más, me ha funcionado mucho mejor aplicar agilidad al propio proceso de «transformación Ágil». Esta es la base de ideas como el Lean Change (el Lean Change Management y sus Canvas).
Aquí, en la parte de casos reales, además del caso de GMV – SCMP (Satellite Control and Mission Planning), y el uso desde el principio del cambio de Sprints de cambio, Gestión Visual del Cambio, etc., también tuve la suerte de que el amigo Rubén Ortiz, de Wolters Kluwer, cuya transformación conozco bien, me dejase también usar una de sus diapositivas (que uso el mismo en la PAM 2017) contando esta misma idea.

Terminando…

Así queda el resumen, que se me ha ido de extensión y he tenido que dividir en dos post. La charla terminó con un ojo, no caigamos en los errores del pasado, etc., y para poco más me dio el tiempo. Espero que, aunque no estuvieras allí, estas notas te hayan servido para algo.
image1

Facilitación gráfica de la charla en iTSMF 2018 dibujada por Elena Moreno (@baloncesto85)

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *