Cuando el enemigo está en casa, cuando es el equipo de al lado

Mr._NobodyComentaba con Mr. Nobody que eso que estábamos presenciando ya lo había visto, como 3 o 4 veces (por suerte no tantas), que no era tan raro, aunque no fuese deseable, que era incluso de esperar.
De tener una cultura Ágil igual a cero, a pasar a crear equipos, multifuncionales, posteriores muchos intentos profundos de instaurar una cultura de auto-organización, bla, bla bla, y llegar a equipos, que sin tener necesariamente un modelo de trabajo altamente eficiente, toman tanta entidad, e identidad, que llegan a «guerrear» con el resto de equipos.
Absurdo ¿no? Yo no se si irá en lo profundo de la mente humana buscar un «nosotros» e identificar a «los otros», siendo esos otros el enemigo. Ya lo advertía Dave Logan, y el resto de autores, en el libro que te he citado muchas veces, el Tribal Leadership (y en la serie de post que le dediqué en 2015, liderazgo tribal), que un nivel inicial de equipos, que ya es muy meritorio y difícil de lograr, suele iniciarse con el «somos los mejores»… y el resto no.
Si te toca lidiar con una de las ahora llamadas «transformaciones ágiles»… se consciente de ese riesgo. Riesgo que puede ser altamente destructivo, no dejes pasar el atenderlo.
Es peligroso y absurdo, porque hay un todo superior, un nosotros superior al nosotros como equipo, es el nosotros como organización. Si hay que buscar enemigos, al menos, que sea… en otra organización, no seas tonto. Levándolo a «sistemas complejos» (a un equipo deberías verlo como un sistema complejo…) es como si en el sistema complejo que forma, por ejemplo, una colmena de abejas, un grupo de abejas intentara aniquilar a otro subgrupo de la misma colmena (seguro que hay algún vídeo en Youtube de abejas que se matan entre ellas, pero no creo que sea lo normal).
Si, como te decía, te toca lidiar con una de las ahora llamadas «transformaciones ágiles», gestiona este tema. Conciencia del todo por encima de las partes, repite constantemente este mensaje, fomenta la diversidad, potencia el que hoy puedo estar en este equipo y mañana en el otro, fomenta la rotación.
Esto, en cierto modo, es otro modelo de «silos», al estilo de los viejos silos departamentales, pero ahora los equipos silo.
Tómatelo en serio, porque si, en culturas pre-ágiles, el «yo soy el mejor» (y el resto no) era peligroso, en culturas ágiles débiles, el «nosotros somos los mejores» (y el resto no) puede tomar nivel de escalada armamentística. Te puede dejar cerca de las destrucción y de volver en breve al adios equipos y volvamos a la seguridad, aunque fuese poco competente, del «yo soy el mejor» (y el resto no).

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

1 comentario en “Cuando el enemigo está en casa, cuando es el equipo de al lado”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *