El gestor mal educado y mala educación management #Postdeljueves

* Lo del título de el #Postdeljueves te lo cuento al final
Dicen que gran parte de los maltratadores habían sido previamente maltratados. Dicen, o digo yo, que gran parte de los responsables que hacen uso de la mala educación por costumbre y método de gestión…  están, o estuvieron, a su vez, bajo otros responsables maleducados. Pero no supieron ver que ese no era buen camino y desahogan lo que sufrieron haciéndole lo mismo a otros.
La mala educación se transmite, se pega, hasta contagiar a todo un grupo o empresa y llega a ser parte de la cultura, e incluso llega hasta el punto de NO ser mal vista. Las voces, desprecios, etc., se convierten ya en algo normal. Y cuando pasa eso ese grupo se deshumaniza para siempre.
La mayoría de los gestores maleducados no serían capaces de hablarle así de mal a nadie más allá de las cuatro paredes de su empresa. Ni al cajero del supermercado, ni a un familiar, ni a una persona de otra empresa, ni al quien le cobra la gasolina… sería impensable. Pero allí, allí entre aquellas 4 paredes, la mala educación sale de manera natural y es muestra de galones, de autoridad y cargo.
La mala educación la puedes ver. Sí, allí, allí en aquella reunión, en aquella empresa muy grande (yo es que esta la vi hace poco), en la que el responsable maleducado, una vez iniciada la reunión, puede presentarse tarde y, a los 5 min. de entrar… ponerse a bostezar, una y otra vez, sin un mínimo de disimulo, casi queriendo que veamos que él podía permitírselo.
O allí, allí donde aquel responsable maleducado por costumbre coge el móvil, en mitad de una reunión, pero no, no para una urgencia, no, sino para parar la reunión y en voz alta decirle al que está al otro lado del teléfono… “Lo siento [nombre de aseguradora] es que ahora no estoy interesado en la oferta” o aquel otro, que paró una reunión de 10, para coger el teléfono y decir, en voz alta, mientras el resto esperábamos… “hijo gracias por llamar solo para saludarme” (lo he vivido), como ves, llamadas de suma y vital importancia que no podían esperar.
O aquella vez, quizá esta fue mi primera vez, esta fue hace tiempo, que programando en el sótano (almacén para ser exactos) de aquella otra, hoy una de las más grandes empresas de tecnología nacional, uno de los responsables terminó una conversación con uno de los programadores allí currantes… dándole una patada a una caja de cartón que salió volando.
O aquel responsable maleducado (de aquel me toco ver unas cuantas hace años), en una operadora de telefonía, que tiró el powerpoint impreso del profesional externo (lo de proveedor no me gusta) que se lo estaba presentando… a la papelera, delante de él. Aquel sitio daría para un blog, en aquel sitio ni te dejaban subir al ascensor con un jefe.
O aquel que le pega voces, digo voces, gritos, a la gente, en mitad de la diáfana oficina, a gente que agacha la cabeza y ya hasta lo ve de lo más normal…
Porque no hay maltratador mental, mediante el uso de la mala educación, sin maltratado. Ahí está la otra parte. La otra parte siempre tiene una excusa y justificación para el maleducado. Las excusas no faltan: que “si necesito el trabajo”, que si es que “ya sabes cómo es”, no si “en el fondo es buena gente”, etc.
Yo aguante muchos maleducados, años… y me arrepiento. Me arrepiento de no haberme ido antes de aquellos lugares, seres y estares. Hoy a la primera voz que escuche, con toda la educación… digo “hasta luego” y me voy, pero el caso es que desde hace años no he tenido que irme…  creo que se me debe notar en la cara que si hay «voces» me voy y puede que ello haga que el maleducado se controle.
Y tú, si vives con un maleducado, digo vives porque pasarás más con él o ella que con tu familia, recuerda: la vida es demasiado corta para para vivir día a tras día aguantando a un maleducado. Más si trabajas en tecnología, que no te va a faltar trabajo.
 
****
Uf, pasa el tiempo, en 2013, casi 3 años hace, intenté fijar un día a la semana para regularizar en ese día un post de carácter más “social profesional – realista – doloroso – venga espabila – esto no puede ser – polémico – opinión” (como ves no tengo claro el nombre pro si el contenido). En 2013 les llamé Lo que le contaría a Dijkstra, pero no fui constante en regularizar los jueves, pero… voy a volver a intentarlo y mientras me invento un nombre será… el #Postdeljueves. Nombre hashtag para luego buscarlos fácil en Twitter.
 

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “El gestor mal educado y mala educación management #Postdeljueves”

  1. Creo que más de uno hemos tenido que soportar situaciones como esta que describes. Gritos, desaires de grandeza, humillaciones, …, nada que debamos soportar ni siquiera un día. Pero lo hacemos, y yo creo que por falta de valentía, o por falta de autoestima.
    Pero esa situación se acaba convirtiendo en insostenible. Y yo tuve el valor de irme, y me alegro, pues ahora estoy en una empresa donde nadie grita, todos se respetan, y puedo echar unas risas con el 100% de mis compañeros y jefes. Por todos somos iguales.
    Para todos aquellos que vivan en un estado de estrés constante, ya no por el producido por el exceso de trabajo, sino por el exceso de maleducados y maltratadores, iros. Porque esa tensión que os genera, os afecta a todos los niveles.
    Gracias por el post, Javier.

  2. En entornos técnicos, la gente suele leer un poco y tiende a ser inteligente.
    El paradigma que suele imperar en este tipo de personas (que leen un poco pero sin pasarse) suele ser el paradigma freudiano.
    Creo que el proceso mental es el siguiente: el que es manso, bueno, realmente es porque lo necesita, es débil. Eso lo sé yo y lo sabe el resto, así que voy a ser un maleducado, gilipollas…para que ellos piensen (que también son freudianos) que soy tan válido que puedo permitirme el lujo de agredir al prójimo.
    Y es por eso, por lo que el mundo está lleno de gilipollas.

  3. Pingback: El gestor mal educado y mala educación management

  4. Las 42 claves para saber si hay ‘mobbing’ en el trabajo. Un buen artículo. ¿Cuántos de esos 42 items hemos soportado la gran mayoría en este sector? Yo muchos más de la mitad. Da para pensar.
    Dicen, además, que Dios me libre del toro manso que del bravo ya me libro yo. O, unos crían fama y otros cardan la lana.
    Además, si el ambiente de trabajo es violento (es decir, si todos están envenenados de mala educación y artimañas rastreras)… No hay mobbing. Vamos, que sólo te queda irte o convertirte en eso que sufres.
    Entre todas las atrocidades que yo he escuchado, la amenaza más sutil fue: en este sector nos conocemos todos (a modo de: de mis garras no vas a escapar). Hubiese preferido un grito, al menos eso se ve.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *