Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Feb 14, 2013 in General | 2 comments

Lo que le contaría a Dijkstra: Apúntate en un post-it que toda tecnología nace, crece y pasa a estado vegetativo

No hace falta irse más allá de 5 o 6 años atrás para recordar como, por ejemplo, los proyectos de implantación o evaluación de CMMI eran la estrella del momento, y en esa línea, iba lo que facturaban las empresas que se dedicaban a ello, lo que pagaban los clientes y lo que cobraban los profesionales. Hoy, CMMI, se ha convertido en algo que hay que tener, muchas veces porque sí… pero gastando el mínimo en tenerlo.

Esto no debiera sorprendernos, eso mismo, algunos años antes, sucedió con normas como la ISO 9000 o con las Bases de Datos Relacionales.

Tiempo atrás, muchas tecnologías gozaban de destacados presupuestos para su implantación, y hoy son algo que hay que tener, pero gastando lo mínimo en su implantación.

Los anteriores son solo ejemplos, pero esto ha pasado, está pasando, y pasará, con cualquier avance tecnológico, el cual “nace”, “crece” y acaba sus días “vegetando”.

¿Qué pasa en cada una de estas tres fases? Vamos a verlo.

Y te recomiendo que, mientras lees las siguientes líneas, pienses mientras en cualquier tecnología, en CMMI, la Orientación a Objetos, las aplicaciones móviles, la época de los servidores de aplicaciones JBoss/WebLogic, J2EE, ISO 90000, las BBDD relacionales, patrones de diseño, XML, UML, Corba, UMTS, etc.

1 – Nacen.

Primero, aparece nueva una tecnología y está al alcance de muy pocas empresas y profesionales.

Las empresas que implantan dicha novedosa tecnología se diferencian de sus competidores, y obtienen una importante ventaja competitiva frente al resto.

El negocio alrededor es boyante. Los profesionales que conocen esa tecnología cobran mayores sueldos, las empresas que la implantan o venden tienen buenas tarifas, los clientes pagan bien por ella, etc.

2 – Crecen.

Posteriormente, la tecnología deja de ser algo novedoso y que ofrecen pocas empresas, pasando a ser… algo que ya tiene mucha gente.

Esa tecnología aún diferencia a empresas y proveedores, pero ya son muchos los que la tienen o los que la implantan.

El negocio alrededor de esta tecnología sigue siendo bueno, pero ya mucho más moderado. Hay más competencia.

Los sueldos de quienes se dedican a ello son más normales, las tarifas de las consultoras, los precios, etc., se moderan mucho. Y hay muchas más empresas, y profesionales, implantando esta tecnología.

3 – Vegetan.

Finalmente, la tecnología es ya usada por montones de empresas, y se convierte en algo que “hay que tenerlo”. 

Tú eres el diferente… si tú NO tienes esa tecnología. Hay que tenerla por que sí, porque la piden no se sabe muy bien por qué, en pliegos, contratos o sale en reuniones.

O porque se ha convertido en algo normal (¿quién usa un gestor de BBDD no relacional?).

Ahí está. Se paso su hora.

Consejos finales, moraleja y humildes recomendaciones

Como profesional, o empresa que ofrece servicios de una tecnología, debes ser consciente de cuándo tu tecnología está entrando en la fase “vegetal”. Esta fase es muy peligrosa y convulsa, y ¡debes anticiparte a ella para que no te pille! O te puede arrastrar con ella.

Esa fase es muy peligrosa porque en esta etapa conviven empresas y profesionales de gran currículum y experiencia en dicha tecnología… que aún creen que esa tecnología debería estar en el glamour del pasado. Y que ven como el mercado ya no compite por calidad, ni le importan los mejores currículum… ahora solo importa el menor precio.

E incluso peor, porque si vendes servicios en esa tecnología, y no eres consciente de lo anterior, intentarás mantener profesionales con buenos currículum, pensando que ganarás más proyectos, pero eso te implicará muchos costes internos… que no vas a poder repercutir en tarifas mayores. Y se te colarán empresas con gente que seguro sabe menos… pero cobra también menos.

Y por mucha justificación que hagas sobre que “las cosas no deberían ser así”… la pena es que el mundo, por desgracia, no va a cambiar.

Y esto no sólo aplica a empresas y profesionales, también he querido escribir este post para alumnos de carreras tecnológicas. Si quieres orientar tu futuro… cuídate de seleccionar una tecnología que está creciendo, aunque esté menos de moda (aún) y se hable menos, porque si no corres el riesgo de llegar muy tarde.

El agudo lector, seguro que ágil de pensamiento, ya tendrá en su cabeza mucha tecnología que hoy sale “hasta en la sopa”, en crecimiento, que seguramente se esté ya haciendo mayor.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

2 Comments

  1. Hola Javier,

    Primero felicitarte por tus magníficos artículos.

    Referente a este en questión, que recomiendas para estar al dia de tecnologias que estan “naciendo”?

    Saludos,

    Josep

    • Hola,

      Yo localizaría los referentes en cada tecnología, y seguiría su trabajo. Hoy con tanto 2.0 es más fácil

      Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: No hace falta irse más allá de 5 o 6 años atrás para recordar…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This