¿Es informática una profesión con muy poco corporativismo?

Asistía atentamente, el otro día, a una de esas típicas conversaciones que surgen entre informáticos, en este caso, en el transcurrir de un “menú del día”. Concretamente, en esta ocasión, el tema fue este: en este país la informática es una de las profesiones con mayor falta de corporativismo que existen.
Dicha afirmación, ciertamente, no dio para mucha discusión entre los comensales, ya que todos estaban de acuerdo con ella. El interés, más que en el debate sobre la misma, residió en los diferentes casos y situaciones que cada uno de los presentes fue exponiendo para argumentarla y reforzarla.
Hay quien fundamentó el argumento, de que “informática una de las profesiones con menor corporativismo que existen”, en las despiadadas y antiéticas bajadas de precios que realizan las diferentes empresas a la hora de llevarse un proyecto. Para ello, aquel debatiente, expuso el caso de muchas empresas que se habían llevado proyectos bajando las tarifas hasta tal punto que la hora de informático era menor a la de un emplead@ del hogar. Lo cual, obviamente, acaba derivando en contratar perfiles de poca experiencia y cualificación, lo cual, a su vez, dejaba muy mal parado al sector.
En lo que refiere a precios y a la hora de llevarse un proyecto… no hay corporativismo, no importa destruir el sector bajando tarifas… si con ello te puedes llevar el proyecto.
También hubo quien argumentó, que en este país “informática una de las profesiones con menor corporativismo que existen”, basándose en la que él calificó como la “auto-destructiva” relación entre profesionales y, por ende, entre comunidades. Comentaba este señor que, a diferencia del tan traído ejemplo de los médicos, donde nunca encontrarás un medico hablar mal de otro, en informática criticar al profesional de al lado, eso sí “-por lo bajini-”, como él decía, o a la comunidad vecina, era ya hasta «algo cultural”. Y lo de que un profesional te hable bien de otro… «-difícil-«.
En lo que refiere a relación entre profesionales y comunidades… cuando toca criticar… no hay unos mínimos, como aquello de “que todo quede en casa”, no hay corporativismo.
Fue este último argumento el que dio paso a otro que era lógico que saliera a raíz del anterior. “-En informática no hay corporativismo entre profesionales y comunidades… siempre que sean nacionales, eso sí, porque si son de fuera, nombre inglés, ahí todo es lo mejor-”. El tan patético y popularmente conocido como efecto Bienvenido, Mister Marshall. Tu vecino puede montar una increíble startup, tener una genial idea, ser un gran profesional… y será criticado, pero si algo la mitad de bueno viene de fuera… ahí no hay problema, solo alabanza.
Otros argumentos a favor de que “informática es una de las profesiones con menor corporativismo que existen” se fueron sucediendo, uno tras otro, pero no es cuestión de extender más este post, si quieres destacar alguno más abajo queda la sección de comentarios.
Ya casi al final de la comida, ya en el momento “del cortado”, hay quien lanzó la pregunta de… “-Si este sector fuera un poco mas corporativista ¿creéis que hubiésemos sido tan maltratados como sector por todos los gobiernos que han pasado por este país? cuando en otros países los informáticos son un sector estratégico ¿creéis que aún habría esos salvajes proyectos de bodyshopping en los que solo importa bajar el precio hora del programador? Siendo lo último el realizar un trabajo profesional-“

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “¿Es informática una profesión con muy poco corporativismo?”

  1. Yo creo que la falta de corporativismo del sector tiene que ver, fundamentalmente, con el hecho de que esta profesión está llena de trabajadores de los más diversos orígenes formativos. Era así en los orígenes de la informática cuando la profesión no estaba definida, y ha seguido así en la medida en que no ha habido suficientes especialistas en informática y ha seguido siendo necesario incluir a gente «con otra formación». El resultado es una actividad sin la misma conciencia de profesión que otras actividades.
    Personalmente no veo del todo malo que no haya corporativismo en esta profesión. El corporativismo tiene sus cosas buenas pero fomenta el inmovilismo, y eso es algo que en esta profesión no nos podemos permitir. Aunque una mejor conciencia entre los profesionales del sector de que todos vamos en el mismo barco, y tenemos intereses comunes no importa cual sea nuestra formación, no nos vendría mal.
    Creo que a la hora de atajar los males de la profesión es mucho más importante generar una mayor «cultura informática» en la sociedad. Si la gente no tiene una idea básica de lo que cuesta elaborar una solución tecnológica y de los costes de una mala solución de poco va a valer la forma en que nos organicemos los profesionales del sector.

  2. Por mi experiencia la falta de corporativismo viene porque en este sector está muy extendida la actitud liberal del sálvese quien pueda, en parte quizá, porque los que trabajamos en el sector nos hemos creído no sé qué y nos hemos olvidado que somos unos curritos más.
    Que exista gente de otras formaciones no creo que sea un problema tanto en cuanto un buen programador no tiene porqué haber estudiado ingeniería informática, ni similares … creo que éstas capacidades están más basadas en habilidades que en algunos casos ni en la Universidad se potencian. La falta de profesionalidad es inherente a la formación. Yo en mis 17 trabajé de electricista, y por no tener formación adecuada no hacía las cosas mal y me daba igual …
    Hay otra cosa que es reconocer que un compañero es bueno, yo afortunadamente lo puedo decir tranquilamente de 4 o 5 compañeros con los que he compartido proyecto en mi vida, y he criticado, claro que sí, a aquellos que consideraba en función de su trabajo al igual que critico el mío cuando lo analizo.

  3. Estoy de acuerdo con todo lo indicado en en el post y añado más:
    1. El poco corporativismo viene también porque la formación académica es exclusivamente técnica y no se fomenta otras habilidades: capacidad de negociación, liderazgo, comunicación, debates, exposición de ideas… Nosotros despreciamos todo esto y lo único que conseguimos es perjudicarnos.
    Entiendo que la formación principal deba ser técnica pero se deberia de fomentar estas habilidades porque no trabajamos aislados.
    2. Por el motivo anterior y porque había mucha demanda de informáticos y pocos profesionales, los puestos de gestores muchas veces los ocupan personas sin formación informática o con poca formación. Se crea entonces una relacion de competitividad. Es decir el informático piensa «ganaras dinero pero no tienes ni idea» y el gestor desprecia la formación para cotratacar esta relacion y porque piensa «al final quien ha llegado a jefe soy yo y no he necesitado tener formación en informática».
    A mi me dio vergüenza el discurso que hizo un compañero mío en mi graduación. A parte de malo, no valoraba nada los estudios que había recibido.
    No entiendo el profesor que le pidió a este chico hacer el discurso.
    En otras universidades esto nunca hubiera ocurrido porque valoran y venden su formación y conocimiento.
    Esto para mi fue un ejemplo claro de que somos unos desastres en ese sentido y mientras sigamos clasificandonos solo como frikis seguiremos igual en todo lo que se refiera a capacidades sociales como es el corporativismo.
    Termino diciendo que la formacion hay que valorarla (aunque no sea lo único a valorar) por la misma razón que no quiero que me opere un tumor cerebral un mecánico.
    Me encanta este blog. Un saludo.

  4. El corporativismo no garantiza nada y también tiene sus desventajas. Véase el descontrol que hay ahora con el ébola montado en el sector sanitario en España.

  5. Estimado Javier:
    Puedo asegurar que en Uruguay se da una situación similar, por lo cual vuestros comentarios no me resultaron ajenos. He sido ex directivo en dos oportunidades de la Asociación de Profesionales de Informática de Uruguay (lamentablemente disuelta) y ex Consejero en la Agrupación Universitaria del Uruguay (asociación de segundo orden que agrupa a las gremiales profesionales universitarias) en varias oportunidades en representación de los informáticos y la falta de participación y corporativismo es altamente notoria. Me consta que también han fracasado intentos de organizar otras asociaciones y mi impresión es que los grupos que más o menos funcionan regularmente lo hacen en base a algunos héroes o el patrocinio de empresas con las que puedan estar relacionados.
    Saludos desde Montevideo.
    Alejandro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *