Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Nov 20, 2014 in General | 1 comment

El consultor que siempre decía SI, y que realmente no era un consultor era un autómata con corbata

De los creadores de el cliente NO siempre lleva la razón (año 2012) vamos con otro extraño caso relacionado: el consultor que siempre decía SÍ. Y si el consultor siempre decía SÍ… ¿era realmente un consultor o era un autómata con corbata?

Pongamos que era el año… bueno tampoco hace falta dar tantos datos. Pongamos que era por aquel año en el que Dover sacó su último disco bueno.

Yo y otros tantos autómatas con corbata aprendimos pronto porque aún nos mantenían subcontratados en aquella gran organización: obedientemente supimos eliminar la palabra NO de nuestro vocabulario (y también aprendimos a no irnos nunca antes de las 21:00 y a hacer powerpoints rápido y bonitos). Algo tan efectivo como hipócrita si querías permanecer allí (y para que me perdones, y como atenuante, te diré que eran aquellos ingenuos tiempos en los que aún nos creíamos que lo mejor era trabajar en un sitio grande con un nombre que tu familia conociese) .

Quien pensó que su trabajo era pensar y aportar ideas y otros puntos de vista fue un autentico ingenuo. Si algunos los pensamos creo que en público no lo dijimos. Tu verdadero trabajo era transformar deseos (sí, sí, la mayoría de las veces ingenuos, irrealizables, sin sentido, etc.) en powerpoints y diagramas Gantts que los justificaran. Punto. Para eso estabas allí.

Una característica típica de las múltiples organizaciones que trabajan (aún hoy) con, y crean, “conocimiento”, normalmente basado en tecnología, pero que se gestionan con modelos típicos la revolución industrial es la separación entre los que tienen derecho a pensar, cuestionar y contarlo de los que tienen el único deber de hacer (normalmente código, papel, powerpoint o Gantts).

Y luego va y dice la Wikipedia que un Consultor es “un profesional que provee de consejo experto en un dominio particular o área de experiencia”, y que su principal función es “asesorar en las cuestiones sobre las que posee un conocimiento especializado”.

Pues si eres consultor y siempre dices SI, y no te dejan decir NO, y sabes que si lo dices dejarás pronto de ser consultor en esa empresa… pues nos quedan dos opciones, o la Wikipedia se equivoca en la definición o realmente, por mucho que lo ponga en tu tarjeta, no eres un consultor, eres otra cosa (¿un autómata con corbata?). Y fíjate que yo en este caso me fío más de la Wikipedia.

Tu mismo. Elije, si realmente eres llamado consultor, pero siempre dices SI, pero lo haces porque no eres capaz de argumentar un NO, quédate donde estés, aguanta lo que puedas, agárrate al puesto, aunque para mi realmente seas un autómata con corbata. Olvídame y olvida lo que te he contado.

Pero si eres llamado consultor, siempre dices SI, podrías argumentar decenas de Nos, pero el Troglodita Management te impone la censura… búscate otro sitio que la vida es demasiado corta para desperdiciarla. Ah, sí, y yo también, si, me fui de aquella empresa y de otras similares.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

1 Comment

  1. Ja, me ha encantado leer esta mañana el post. Dentro de nuestra empresa estamos cada vez más conscientes de esta realidad, no solo internamente, sino con nuestros CLIENTES. Hemos llegado a la conclusión de que “Yo no escucho, solo digo SI”, y de aquí solo nos queda avanzar.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This