7 principios de cualquier equipo efectivo

Si has visto las redes sociales sobre la próxima Peopleware Agile Management (ya sabes que será el próximo 31 de octubre en Madrid, más info aquí), habrás leído que, entre otros grandes ponentes, este año la Keynote del evento la dará, nada más y nada menos, que Toni Nadal (el ya mítico ex entrenador de Rafa Nadal), del que aprenderemos cómo aplicar sus consejos a nuestros equipos.

A raíz de esto, de pensar en equipos, me he acordado de contarte una charla, del Agile 2019 de Washington, bastante interesante sobre los «7 principios de cualquier equipo efectivo», por Johanna Rothman y Mark Kilby.

Así que, al igual que ayer, aprovecho hoy también para dejarte otro resumen de otra de las charlas del evento más grande sobre Agilidad, al que asistí en agosto (recuerda que también tienes en vídeo mis resúmenes del Agile 2019 Washington D. C. #Agile2019).

Contaban los ponentes algo de lo que creo que ya somos muy conscientes, al menos los que pasáis por aquí por el blog: aunque un equipo «practique» un «framework» ágil específico, si los equipos no tienen una cultura ágil probablemente no serán equipos efectivos.

Así que, para reflexionar sobre ello, mejorar, trabajarlo, etc., propusieron 7 prácticas a potenciar (piensa, mientras las lees, como ves a tus equipos en las siguientes):

1. Crear transparencia a todos los niveles

La transparencia significa mucho, significa que hay seguridad en decir lo que se piensa, que hay seguridad frente al error, etc. Y se propuso evaluar en qué nivel estaba, yendo desde no transparencia, pasando por transparencia a nivel de equipo… hasta llegar a transparencia en toda la organización.

2. Crear una cultura de mejora continua con experimentos

Que recuerda mucho a ideas que hemos hablado, como los experimentos, el Shu Ha Ri, etc. De forma similar al anterior, habría escalas, desde ninguna cultura de mejora, aplicando «Scrum de libro» hasta el experimento constante.

3. Fuerte comunicación a todos los niveles

Pudiendo ir de una comunicación vulgar y corriente, sin poco más, a una comunicación multi-canal, multi-direccional, desde todos los niveles y en todas las direcciones.

4. Ritmo

Base de muchos frameworks ágiles, en el peor extremo el ritmo es el que marcan los proyectos, en el mejor de los casos el ritmo es el del equipo, en Sprints o iteraciones, con Time-Box. De esto hemos hablado en otras ocasiones, como en gestión orientada a proyectos vs orientada a equipos (llámala ágil).

5. Asumir buenas intenciones

Lo que también conocemos como principio de «predisposición positiva», evitar la cultura de pensar, por defecto, que las acciones de otros han venido de malas intenciones.

6. Crear resiliencia a través de una cultura holística

Aunque el título suene raruno, refiere a romper barreras profesionales, llegando a relaciones más allá, entrando en lo personal (algo que hay gente a la que le gusta más y gente a la que no le gusta mucho).

7. Predeterminación para trabajo colaborativo, no trabajo en solitario

Está claro que parece razonable para potenciar el trabajo en equipo que se elimine la cultura del trabajo en solitario.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *