Caracterizando la cultura de tu organización

Apropósito del post de ayer, sobre libros de cambio organizacional, por la importancia que tiene, y por lo mucho que lo usamos, me ha parecido que era importante dedicarle un post a una de las principales aportaciones del libro Reinventar las organizaciones (Reinventing Organizations) de Frederic Laloux.

Por si no te lo vas a leer, o para animarte a hacerlo (si no lo has hecho ya), una de las aportaciones más potentes es la clasificación que hace de las diferentes culturas organizativas que podemos encontrar, y que se han ido desarrollando a lo largo de la historia de la humanidad.

El modelo nombra por colores distintas maneras de entender la organización, estableciendo los siguientes tipos de culturas y maneras de organizarse, que podemos encontrar hoy conviviendo unas con otras…

Organizaciones rojas

Su origen se remonta a hace unos 10.000 años, nacen de las tribus, y se caracterizan por el uso del miedo para ejercer poder. Su aportación, fue la división en el trabajo y la autoridad.

Las organizaciones rojas siguen existiendo, aunque es raro que nos las encontremos, más allá de verlas en cómo se organizan las mafias, las pandillas callejeras, etc.

La palabra que las caracteriza es que son modelos de organización impulsivos.

Organizaciones ámbar

Se caracterizan por las fuertes jerarquías, el control y mando, procesos rígidos, etc. Son muy formales y burocráticas.

Frente a las anteriores, estas organizaciones tienen más visión a largo plazo, van de la mano de la burocracia y las instituciones. Y por ello, frente a las rojas, permiten organizar a mucha más gente.

Una de sus aportaciones destacadas fue la jerarquía.

Ejemplos típicos de organizaciones ámbar son el ejercito, los organismos públicos, etc.

La palabra que las caracteriza es que son modelos de organización conformistas.

Organizaciones naranja

Son las del crecimiento ante todo, vencer a la competencia, con mando y control en los objetivos pero dejando libertad en cómo lograrlos. Muy potenciadas con la revolución industrial.

Las organizaciones naranjas mantienen las jerarquías, que heredan del nivel anterior, pero lo hacen de manera más sofisticada, hacen uso de proyectos, equipos, etc.

Las organizaciones naranja están muy orientadas a objetivos. Se guían por los resultados.

La mayoría de organizaciones hoy están en este modelo o en el anterior, el ámbar.

Un par de palabras clave aquí para identificarlas son la meritocracia y los objetivos.

Organizaciones verde

La cultura está impulsada fuertemente por valores. Aquí la cultura es más tipo familia, los resultados importan pero también mucho las relaciones.

Son organizaciones guiadas por la cultura.

Aquí aplica la idea de líder sirviente.

La palabra que las caracteriza es que son modelos de organización muy plurales, toman en cuenta a mucha gente.

Organizaciones Teal

Este sería el nivel de organización más reciente y más avanzado, en el que hay muy pocas organizaciones. Estas están basadas en la confianza, en que la información es libre, en el aprendizaje continuo, la auto-organización.

Son organizaciones guiadas por las relaciones.

La palabra que las caracteriza es que son modelos de organización muy evolutivos.

Terminando…

Ninguna organización está plenamente en uno de los anteriores, más bien comparte varios de ellos. Y, en cierto modo, todos los anteriores tienen sus desventajas y tienen, o han tenido, sus aportaciones a la evolución de lo que somos hoy.

Si estás metido en un cambio organizacional, en una transformación Ágil, usa el modelo para hacer reflexionar de en qué nivel, mayoritariamente, estamos.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *