Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Sep 25, 2018 in General | 2 comments

La Agilidad es un medio no un fin

Si has practicado, con un mínimo de frecuencia y continuidad, algún deporte (extensible a otras aficiones) esto te puede sonar familiar. La actividad deportiva que sea te empieza a gustar, te empieza a enganchar, cada vez te va saliendo mejor, cada vez quieres más, siempre hay algo que mejorar, algo que se puede hacer más rápido, un peso a superar, una habilidad a dominar hasta que… ¡stop!… ¿qué estoy haciendo? ¿sigo metiéndole horas al deporte o me planto? Porque las horas que le estoy metiendo al deporte, y que se restan a mi actividad profesional, empiezan a ser importantes, y yo no me voy a presentar a ningún campeonato mundial, ni me voy a ganar la vida con ello, el deporte no es mi profesión, es sólo un medio para llevar una mejor vida, un medio… no un fin.

¿Te puede estar pasando lo mismo con lo de “ser muy Ágil” (aplicado a equipos y organizaciones, no al deporte, obvio, pero nunca se sabe)? ¿Puede que se te haya olvidado que la agilidad es un medio para algo… y no un fin?

Hace 5 años escribí este post: Si no tienes claro “por qué” estás implantando una práctica TI, probablemente metas la pata, y en pocos meses dejes de usarla. Y hace 3 años este: El jinete sin cabeza, agilidad sin negocio y ¿desarrollo ágil o has agilizado el desarrollo?. Y el año pasado esto: Las dos palabras más importantes en una mejora… valor y desperdicio, donde escribí, copy pego… “no olvides una cosa… son un medio no un fin. Y si cumplir Scrum, por ejemplo, es tu fin… tienes un problema. Y si no conoces tu “fin”, al que deben ayudar a lograrlo “medios” como los frameworks ágiles… tienes un problema.”

De tanto estar en contacto con una organización y otra, con un equipo y otro, me da que en muchos lugares la agilidad se ha convertido en un fin y no en un medio. Es mas, y más preocupante, el fin no está claro. El fin yo no puedo dártelo, puede ser competitividad, innovación, felicidad, sobrevivir, etc., el fin tienes que buscarlo tú.

Y sería bueno que tuvieras claro el fin y que la Agilidad, en sí misma, es un posible (entre otros) medio para intentar lograrlo. Sino, puede que acabes buscando cumplir perfectamente cada una de las comas y puntos de algún libro o guía sobre algún framework ágil.

Sino, puede que te atasques en el Shu, del Shu – Ha -Ri, y quedes ahí encerrado para siempre.

Sino, en un tiempo, puede que acabes diciendo que “la agilidad no sirve para nada”.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

2 Comments

  1. Hola!
    Considero personalmente que ese fin debe ser planteado por la organización, debido a que son los que conocen por que se han embarcado a la aventura de “ser ágiles”.
    Como Scrum Master o Agile Coach puedes orientar a que ese camino sea el correcto o alcanzable a través de la agilidad, pero no puedes ser quien lo determine.

    Según tu conocimiento y experiencia, ¿Es esto correcto?

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This