Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Jun 19, 2018 in General | 1 comment

Aplícate los pasos de Kotter a tu “transformación Ágil” (o llámala X) (2/2)

Ayer me enrollé más que una persiana y el post sobre los pasos de Kotter en un cambio… se me fue de extensión, así que, como es usual, lo dividí en dos y aquí tienes la segunda y última parte. La primera la puedes encontrar aquí.

4 Comunicación

—Je, perdona que me ría, pero esto de que esta sea una de las salas ágiles, que hasta haya un cartel de “viva la agilidad” pegado en una de sus paredes, y que tengamos que pedir permiso para poder pegar un posit en los cristales… cuanto menos, me resulta curioso.

De los intentos de cambio no exitosos tampoco te puedo decir mucho, pero de los que han ido, y van, por mejor camino… cualquier acción de comunicación ha sido poca.

Desde las plenarias de toda la vida, a los Lean Coffee (¿sabes lo que puede aportar un Lean Coffee organizado por el management? ¿te puedes imaginar el mensaje de cambio que puede dar si se organiza bien?), a los tableros de feedback, contando con la gestión visual, etc. Para más detalle, hace unos meses le dediqué un post a ideas para recoger feedback.

5 Facultar a otros para actuar

Mmmm… ¿auto-organización? me viene a la memoria también aquello de pon las reglas a dieta, o lo de los problemas de tener muchas reglas y metodologías al detalle. Lo de que piense uno sólo. Lo de que piense “Calidad”. O lo de que no quiera pensar nadie. O empresas pensadas para no pensar.

Si tienes equipo guía, al menos, debes haber trabajado parte de este punto, ya que, salvo que el equipo guía sean 3, en el equipo guía todo el mundo debería tener poder para actuar (y hacerlo).

6 Triunfos a corto plazo

Me sonaba haber escrito algo de esto, pero no lo encuentro, y mira que es raro que no lo encuentre, en fin, se estarán desgastando ya las neuronas, bueno, el caso, que este punto me parece muy importante, como todos, será porque este es uno de los grandes olvidados (también hay que ser afortunado para planteárselo, más quisieran algunos).

¿Qué es lo que pasa aquí? Que hay veces, con lo difícil que es, que las cosas, después de lo duro que es un cambio… ¡van saliendo bien!, se van logrando victorias y, lo triste es que… no se celebran.

Es que hay veces que creo que nos mola penar y regocijarnos en la tristeza, tanto que… no sabemos imaginar la vida sin ella. ¡Venga hombre! Celebra y publicita los éxitos, los pequeños éxitos, propicia que se conozcan, no hace falta esperar a ganar la guerra contra el Imperio o a destruir la Estrella de la Muerte. Termina ya con eso de que pasarlo bien en el trabajo es malo y no es trabajar (va por los tristes de mi amigo Domingo).

Como todo, esto te lo tienes que currar, saca métricas de reducción de incidencias, de disminución de plazos de repuesta, de satisfacción, de cómo ha mejorado nuestra imagen, etc., yo qué sé, pero si la cosa va bien trabaja el contarlo, pero ya.

7 Jamás disminuir la intensidad y 8 Hacer que el cambio se mantenga

Esto lo he vivido, y ahora mismo me estoy acordando… cogemos ritmo… y lo perdemos… miedo a un nuevo parón… nuevo esfuerzo para reactivar la situación. Y, ojo, otro clásico casi que peor… el peligro del “efecto novedad” cuando se quiere hacer un cambio.

Conozco muchas empresas que no pasaron ele efecto novedad (en el anterior post te contaba algún caso), el enamoramiento dura poco si no se mantiene la llama (qué bonito me ha quedado).

Es difícil mantener una intensidad alta todo el tiempo, pero preocúpate de que la fiesta no decaiga.

Repitamos todos… la mejora no tiene fecha fin, la mejora es continua, la mejora es cultura, no hay una fecha fin en la que ya estamos listos, en la que ya “nos hemos transformado”.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

1 Comment

  1. Javier me hacen sentido tus palabras, y cada uno de los puntos expresados calan más en mi ser de agente de cambio, ahora con el tema de la intensidad, como puedo seguir manteniendo la llama y que cada vez se sumen más personas en este cambio?

    Saludos desde Chile

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This