Aplícate los pasos de Kotter a tu "transformación Ágil" (o llámala X) (1/2)

Algún otro libro de Kotter ya había referenciado, en algún otro post, como en aquel de gestión del cambio: nuestro iceberg se derrite. Después de leer aquel libro de los Pingüinos (Our Iceberg is Melting), descubrí este otro, más reciente que el anterior, del «Sentido de urgencia«. Este otro libro profundiza los 8 pasos, que contaba Kotter, que suelen darse en una transformación, en un cambio.
Al principio, aquello de los 8 pasos, me pareció una serie de recomendaciones más, otra lista más de sugerencias, sin más, de esas que lees en 2 segundos y pasas a otra cosa. Pero mientras preparaba la charla de 3 cosas que suelen tener las buenas transformaciones ágiles: constancia, superación y equivocación, por alguna razón, los 8 pasos volvieron a mi cabeza y empecé a encajar cada paso con alguna situación real vivida en una «transformación ágil (o llámala X)» de éxito (de esas que pocas hay) o más de las de «pinta y colorea».

1 Sentido de urgencia

—Oye, y lo de meteros en el lío este de transformar la cultura, el cambio a un modelo de trabajo ágil, etc., ¿a cuento de qué surgió?
—Mira, siempre habíamos distribuido nuestro software en base a instalaciones en los CPDs de los clientes… y nos pillo en toro con lo del salto al Cloud. Nos hemos dado cuenta demasiado tarde, cuando hemos empezado a perder clientes por la entrada de otros competidores. Y el modelo de trabajo actual no soporta lo que necesita desde ya el producto, ahora un servicio, para sobrevivir.
Compara lo anterior con lo siguiente…
—Oye, y lo de meteros en el lío este de transformar la cultura, el cambio a un modelo de trabajo ágil, etc., ¿a cuento de qué surgió?
—Mira… Porque lo ha dicho mi jefe.
Las dos anteriores ocurrieron en un espacio – tiempo similar, la primera avanzó bastante, la segunda quedó más en un postureo ágil.  Tampoco es necesario que llegues al borde del abismo de Helm para que te des cuenta de la urgencia del cambio, puedes ponerle un poco de previsión al tema, ya sabes, y a los acontecimientos, pero que quede clara la urgencia.
Segunda derivada de este punto, esto no va solo de que exista el sentido de urgencia, también va de que se transmita. Quién sabe si aquel jefe del segundo diálogo tenía su sentido de urgencia bien clarito… pero, desde luego, no lo transmitió.
Y tercera derivada, transmite bien, no te me conviertas en una «Drama Queen» y hagas que todo el mundo se ponga a llorar, los tristes de hagan fuertes, la gente se ponga a echar currículums para irse porque el barco se hunde, etc.

2 El equipo guía

—Este es el grupo de personas que tiran del cambio, y está abierto a cualquiera, pero, por favor, que siempre haya alguien en el grupo y, si es posible, que se vaya regenerando, que vaya entrando gente nueva.
Ahora mismo tengo en la cabeza a ese equipo «del cambio», que si no es uno es otro, pero siempre alguien tira del carro. Y cuando todos tiran, la velocidad del cambio coge ritmo.
Ese equipo que tiene entidad, que sabe que es un equipo, y que aplica a sí mismo lo mismo que le gustaría ver en otros equipos, que lleva en la sangre aquello de líder…  «by example».

3 Visiones y estrategias

—Esto va de un cambio de cultura, no de seguir la guía tal o la cual. Al menos, que no falte esa visión.
Lo de visión y estrategia puedes tenerlo muy claro o puede quedarte muy etéreo. En cualquier caso, a mí, yo ya me daría por contento con partir de un sentido de urgencia claro, bien fundado, sin caer en el «drama queen», y tener claro que el objetivo es lograr el cambio cultural, más allá de la adopción de procesos, al estilo de lo que te conté en el cambio cultural Ágil más allá de la implantación de procesos Ágiles.
.
.
Agrrrrrr, este post, de nuevo, se me ha ido de extensión, últimamente me está pasando esto más de lo habitual, no sé, ¿será la edad? ¿estoy empezando a hablar demasiado? Bueno da igual, mañana te dejo la segunda parte…

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *