Pages Menu
Categories Menu

Posted by on May 6, 2015 in General | 8 comments

Niko-Niko: Experiencias de un año usándolos en 233 Grados de TI

Quizá recuerdes como hace exactamente un año compartía contigo este post un equipo “feliz” es más productivo y por ello está de moda medir la felicidad (que sucedió, en la misma línea, a aquel otro, anterior, de horas en la oficina vs ideas y conocimiento aportado).

En aquel post te hablaba de una técnica llamada Niko-Niko, que yo descubrí personalmente meses antes, cuando pasé un tiempo en Estocolmo con la gente de CRISP, la empresa de Henrik Kniberg (te dejo la entrevista que le hice), famoso por ser el autor del libro Scrum and Xp from the Trenches.

niko-nikoCalendarios Niko-Niko reales usados por 233 Grados de TI

Días antes de escribir aquel post sobre los Niko-Niko la gente de 233 Grados de TI había empezado a usarlos… ahora ha hecho un año de aquello. Y hoy quiero compartir contigo la experiencia.

Los Niko Niko

Por si no lo recuerdas, o por si no leíste aquel primer post de hace un año, o por si no has estado nunca en una charla que yo diese (por cierto, sobre estos temas y otros, tenemos curso el 20 – 21 de mayo, la información aquí te la dejo) el llamado calendario Niko-Niko (en japonés, sonreír), también conocido como calendario de la felicidad, consiste en que en un calendario cada uno dibuje una carita al final del día indicando cuál ha sido su estado de ánimo. Normalmente, las caras son feliz, normal o triste.

Para que sea más visual, se suele asociar un color distinto a cada carita, como verde para feliz y rojo para triste.

Los Niko-Niko en 233 Grados de TI… un año después

En mayo 2014 la gente de 233 Grados de TI empezó a usar los Niko-Niko. Desde entonces, al empezar cada mes (con excepción de agosto, por razones obvias) se ha estado pegando en la puerta el correspondiente calendario en papel.

Cualquiera que haya estado colaborando con nosotros, al irse, coge un rotulador, verde, azul o rojo y pone cómo le ha ido la estancia allí (que puede ser una mañana, unas horas, etc.), cada uno tiene su “tipología” de cara.

Si no estás allí ese día, con el grupo, estás en un viaje, etc., normalmente, por ahora, no estamos poniendo las caras de manera retrospectiva cuando dicha persona vuelve físicamente al grupo, menos aún si esa persona siempre trabaja desde casa. Esto es un tema ha estudiar cómo resolverlo, ya que aunque el grupo es más numeroso los calendarios sólo representan una parte del mismo, la que más frecuentemente «se ve las caras». Un asolución sería pasar del «papel» a algún otro soporte, pero eso rompería alguna de las ventajas que te cuento más abajo.

Las caras representan el estado real y global de aquel quien la pone, es decir, que puedes poner una roja porque estás quemado por algo y no necesariamente tiene que venir de algo laboral o profesional.

Cuando una cara sale azul o roja, en ese momento comentamos la situación.

Sino hay confianza y transparencia este método no vale para nada, ahórratelo. Si alguien piensa que por poner una cara roja el resto lo va a mirar mal, algún jefe le va a echar la bronca, etc., mejor utiliza el papel del calendario para subir la altura del monitor.

Para que este método funciona, además de la confianza, el siguiente gran reto es la constancia. Sé que para muchas otras organizaciones, el principal reto no es “pegar” los calendarios en la pared… es lograr que poner en ellos el estado de ánimo sea una hábito y que no quede en una moda pasajera, de un mes. Nosotros no hemos teneido problema en ello, mi consejo es que para lograrlo: (a) que todo el mundo crea en ello, (b) que los primeros meses alguien se centre en recordar su uso y (c) hacer uso del papel de toda la vida, en un sitio que sea imposible no verlo, lo cual ayuda frente a usar, por ejemplo, un Excel compartido.

Nuestra experiencia es que es algo que no nos ha costado mucho lograr que sea un hábito, nos ha venido muy bien a la hora de crear grupo, de lograr confianza y que es una técnica que seguiremos usando muchos años más.

Es tan aparentemente simple cómo útil.

Por desgracia, como tratamos y comentamos en aquel post de ¿Alguien utiliza técnicas de motivación de equipos? ¿Las comparte con la comunidad? Aun tenemos, todos, mucho trabajo por hacer para extender a otros esta manera de ver la gestión de los equipos cuyo trabajo se basa en el conocimiento.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

8 Comments

  1. Interesante artículo, pero una pequeña corrección ortográfica: Esto es un tema ha estudiar cómo resolverlo –> Esto es un tema a estudiar cómo resolverlo.

    😉

  2. Otra más: Un asolución sería pasar del “papel” a algún otro soporte –> Una solución sería pasar del “papel” a algún otro soporte

  3. Sorry por el spam pero.. Para que este método funciona, –> Para que este método funcione,

  4. Un par más:
    el estado de ánimo sea una hábito –> el estado de ánimo sea un hábito

    Nosotros no hemos teneido problema –> Nosotros no hemos tenido problema

  5. Hola!
    Nos gustaría implantar esta técnica en mi organziación. Ya lo he hablado con algunos de los lideres.
    Me surge una duda, ¿qué argumentos usáis o cómo conseguis hacer que todos crean en esta herramienta y sean constantes? Como dices, no tiene que ser algo obligatorio si no que se haga porque se cree en ello y los lideres tienen que ser los primeros que lo crean. Pero se que hay gente, que no es lider, que se va a mostrar reticente a ello, ¿se puede hacer y que algunos miembros de algún equipo no lo hagan? tiene sentido que algunos equipos lo hagan y otros no?

    Muchas gracias por la ayuda.
    M

  6. Hola Miriam,

    a la pregunta, «¿qué argumentos usáis o cómo conseguis hacer que todos crean en esta herramienta y sean constantes?» Para que la gente sea constante, como dice en el post, hay que situar el calendario en un lugar que sea visible para que sea imposible no verlo. Al estar visible siempre te acordarás de ponerlo, además durante un tiempo es bueno que haya un responsable de recordar poner las caritas hasta que haya una constancia. Normalmente creen en ello, porque nosotros mostramos imágenes reales propias, experiencias nuestras como es la imagen que aparece.

    Y a la pregunta, «¿se puede hacer y que algunos miembros de algún equipo no lo hagan? tiene sentido que algunos equipos lo hagan y otros no?». Lo ideal sería que todos lo hicieran, ya que es una técnica para el equipo, si hay alguien reticente a ello, también lo pueden hacer aquellos que estén motivados a ello, y con el tiempo quien no haya participado, verá que a los demás componentes del equipo les va bien y al final se acabará uniendo. No obstante, lo ideal es que lo haga todo el grupo, y pongan de su parte estén más de acuerdo o menos.

    Espero haberte contestado.
    Un saludo

  7. ME PARECE INTERESANTE, ME GUSTARIA PRACTICARLA

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This