¿Ya no está de moda trabajar en una consultora grande?

Cuando mi amigo Faustino y yo terminamos la carrera de ingeniería informática… fue cuando nos pusimos en serio a buscar trabajo. La idea en ese momento era dejar los trabajillos de informático que habíamos estado desempeñando mientras estudiábamos (en mi caso, programación a destajo y chapucera en Clipper), en tierras manchegas, y encontrar “algo serio” en Madrid.
Y por aquel entonces el top, lo max, lo guay, lo cool, lo [añade cualquier palabra tonta en inglés]… era entrar a trabajar en una consultora, una de esas con nombre sofisticado en inglés, más molona aún si el nombre venía de haber fusionado muchas consultoras “chip” y unido sus nombres en un súper nombre extraño… pero que vendía.
Después de muchas pruebas de selección sin sentido, que me dan para otro post, pruebas de selección en las que lo que menos importaba era lo que sabías de informática, lo importante eran los psicotécnicos y los test de inglés (que no necesariamente saber hablar inglés), conseguimos entrar en una de esas “grandes” consultoras.
Por aquellos tiempos todos, y me refiero al sector, éramos bastante más inocentes, teníamos menos canales de comunicación, como este, nos lo creíamos todo y no sabíamos ni lo que suponía en España el negocio de la consultoría, ni lo que significaban palabras tan usadas hoy como body shopping (te recuerdo aquello de ¿Por qué en España hay tantísimo bodyshopping? El mayor negocio tecnológico del país), etc.
Aún así, mientras algunos íbamos descubriendo las miserias de este sector, que lo comercial arrasaba a unos mínimos de saber hacer las cosas bien y a sus beneficios, también económicos, si (Contrato cerrado, ¿el peor enemigo del software o mal necesario? o ¿Para qué voy a hacer las cosas con calidad si ningún cliente me va a pagar esa calidad?), íbamos escribiendo sobre ellas para crear conciencia social, íbamos diciendo que las cosas mal hechas no tenían porque hacerse mal, íbamos intentando trabajar en otros sitios… miles y miles de personas seguían mandando sus CVs a grandes consultoras.
No todos acababan en malos puestos, malos sitios, ojo, que como en todo, no todo es malo y hay, sí, consultoras, o partes dentro de las mismas que son muy buenas.
En cualquier caso, sin darnos cuenta, el tiempo pasó…

Una cosa apreciable de a) trabajar en una Universidad y b) estar día sí y día no recorriendo empresas (Después de pasar por 80 empresas) es que, relativamente rápido, te das cuentas de las cosas que, en el mundo tecnológico, están de moda, o las que dejan de estarlo.
Y lo que más me está llamando la atención en los últimos años, quizás meses, es el pánico que tienen aquellos que están buscando su primer trabajo, o están apunto de hacerlo, a entrar en una consultora.
Los miedos vienen, y créeme que soy lo más objetivo posible, de “caer por  muy poco salario a programar a destajo”, “acabar programando cosas obsoletas para los sistemas de algún cliente de la consultora”, y variantes a las anteriores frases.
Cuando escucho, día sí, día no, frases como las anteriores, frases de personas que están dispuestas a trabajar en una pequeña empresa, montar la suya, salir del país o hasta formarse durante años después de terminar la carrera, sin ganar un duro, para tener más experiencia… todo antes que trabajar en una consultora… no dejo de sorprenderme, sobre todo si recuerdo aquellos primeros años en los que yo, inocentemente, buscaba el trabajo en una “grande”.
La sensación es agridulce. Sensación positiva, porque las cosas han cambiado, la gente busca algo más selecto, el mensaje de que esta profesión es puntera y bonita, y por ello el trabajo debe ser acorde, bonito y puntero, han calado. Positiva, porque si el movimiento crece obligará a las grandes consultoras a mirar más a la mejora de la profesión.
Negativas, porque la travesía del desierto, hasta que las mejoras se noten, es larga y  por el camino muchos están sufriendo.
Positivas, porque poco a poco este sector, en un país que ha tratado tan mal al sector informático, de una u otra hará que el sector cambie, lentamente, pero la travesía del desierto siempre acaba terminando.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Latest posts by jgarzas (see all)

0 comentarios en “¿Ya no está de moda trabajar en una consultora grande?”

  1. Hola:
    Teniendo en cuenta las propuestas que esta haciendo la patronal en la negociación del convenio TIC, no parece que de momento tengan mucha intención de mejorar la profesión, más bien creo que todo lo contrario.
    Saludos.

  2. Pienso que es bueno tener tantas consultoras y como la naturaleza lo ha hecho siempre, que la mejor sobreviva, en cuanto a calidad, precios y no monopolios (microsoft), o como de las mejores que he conocido (www.arinteractive.com.mx) que ha marcado tendencia en abrir sus proyectos al publico en general para dar la oportunidad de ser escalables.

  3. Febrero-2017. Sin novedades, las carnicas/consultoras estan mas presentes que nunca, no hay empleo de calidad en el sector.
    La travesía esta durando demasiado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *