search
top

El principio oscuro

Hoy tenía preparado un segundo Podcast pero se me ha complicado el día, así que te lo dejaré la semana que viene…

Pero tengo otra cosa interesante que contarte: El principio Oscuro. Y no, no te voy a hablar de Starwars, aunque el tema de hoy daría para meter muchos paralelismos con el Lado Oscuro. La primera referencia de la que yo tengo constancia sobre el Principio Oscuro es de Cilliers en Complexity and Postmodernism: Understanding Complex Systems (si conoces una referencia anterior… es tu momento de dejarla en los comentarios de este post). Después, el principio lo puedes encontrar en otros libros más populares, como el Management 3.0.

El caso es que el Principio Oscuro (Darkness Principle) dice algo así (que puede parecer complicado de entender, pero luego te lo aclaro):

Los agentes del sistema ignoran todos los comportamientos del sistema. 

¿Cómo te has quedado? Bueno, vamos con la traducción y la aplicación.

La aplicación a lo nuestro del Principio Oscuro viene a ser que cada miembro de un equipo tiene en su cabeza sólo una parte del todo, siendo ese todo, el proyecto, el producto que se desarrolla, etc., o sub-partes o actividades del mismo. Lo cual lleva a la conclusión de que en decisiones sobre aspectos “complejos” (que no necesariamente complicados) la mejor decisión viene de la participación de diferentes agentes, es decir, miembros del grupo, equipo u organización. Dicho al revés, es raro que la mejor estrategia, decisión o solución venga del conocimiento de una única persona.

Supongo que ya en este punto, te habrán venido a la cabeza varias prácticas ágiles que vienen respaldadas por este principio: los Daily Meetings, las Estimaciones en grupo, los Planning Pocker, la participación en grupo en las planificaciones del Sprint, etc. Que fuerzan a poner en común las partes y conocimientos individuales y llegar a una solución conjunta, al resultado de la puesta en común de todas esas partes.

De hecho, más allá de los anteriores, esta idea potencia la necesidad de los populares equipos auto-organizados, ya que para ciertas cuestiones el grupo, y la unión de sus conocimientos, obtienen mejores resultados que si un “manager”, o jefe de proyecto, tomase él, únicamente, las decisiones. La idea del Principio Oscuro es que parte de la gestión… debería delegarse al equipo.

La oposición más típica, clásica, a lo que expone el Principio Oscuro, que tampoco hacía falta conocerlo para haber llegado a la conclusión que nos cuenta, viene de “managers” que no ven con buenos ojos eso de decidir en grupo. Que lo ven como una perdida de control.  Porque el Principio Oscuro empuja hacia la delegación, hacia la auto-organización (controlada, ya sabes) y a reducir el número, o temas, de cosas sobre las que un “manager” debe decidir.

Y por la parte que le cae al equipo, le lleva a tener que tomar decisiones, a participar en la gestión, en la micro-gestión si quieres llamarla así.

Pero en fin, nos guste o no nos guste las cosas, son así, y la amplia mayoría de las veces, hagamos o no uso de ello… la suma de los conocimientos de los miembros del equipo logra mejores decisiones

 

4 Respuestas to “El principio oscuro”

  1. LEONARDO SANCHEZ dice:

    Si tienes toda la razón Javier quien mas que el equipo para auto-organizarse, pero tendiendo en cuenta que sean equipos con experiencia, en equipos nuevos no creo que de muy buenos resultados.

  2. Luis María dice:

    Javier. Es más profundo y más divertido de lo que explicas. Para comprenderlo te hace falta una herramienta «enfoque sistémico». Join the dots …

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top