Juro que no le deberé lealtad infinita a ninguna practica de desarrollo software

Estoy cansado de la gente que es de una escuela de pensamiento y que rechaza las ideas de otra escuela de pensamiento. Tengo hambre de gente que no le importe de donde vienen las ideas, que les importe sólo lo que significan y lo que producen. Así que se me ocurrió esto del «juramento de no lealtad».
Esto significa el fin de afirmaciones como «eso no está bien – no es ágil / orientado a objetos / puro / etc.», en vez de discutir sobre si la idea (ágil o tradicional o impura o lo que sea) funciona bien en las condiciones del momento.
Los anteriores párrafos no son míos, aunque coincido tanto con ellos que es como si los hubiese escrito.
El anterior texto es el «juramento de no lealtad» escrito por Alistair Cockburn hace ya unos años y firmado por muchos profesionales que coinciden con él en rechazar esa mala práctica, tan común en nuestra profesión: casarse hasta el extremismo con una única manera de ver cómo gestionar y desarrollar software, hasta el punto de rechazar cualquier idea alternativa.

Así que si piensas igual, si se te ha pasado por la cabeza más de una vez que hacer y gestionar bien el software no pasa por casarse con una práctica de desarrollo, que una metodología no es ni un equipo de futbol, ni un partido político, ni una religión… que sepas que no estás sólo.
Y de paso compartelo, tuitealo, y ayudas a distribuir el conocimiento.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Juro que no le deberé lealtad infinita a ninguna practica de desarrollo software”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *