5 mentiras de moda sobre la calidad software

No por mucho postear hace uno lo suficiente por ayudar a la calidad software. Desde tiempos inmemorables, esta área de la ingeniería del software ha sufrido de grandes e incomprensibles malas interpretaciones, falsos argumentos, afirmaciones que no por haber sido multitud de veces repetidas las convierten en verdaderas, mitos y demás. Lástima que la calidad software continúe siendo tantas veces fruto de la software predicación.
De entre decenas, he aquí una muestra seleccionada de falsas creencias, leyendas y mitos sobre la calidad software que en los últimos años se han puesto de moda:
1 – Una certificación de la calidad de los procesos (p.e. tener CMMI Nivel x) asegura un producto de calidad. No siempre. La certificación de la calidad del proceso puede ser condición necesaria e importante de garantía de calidad, pero puede no ser suficiente para garantizar la calidad del producto. Será la calidad del producto la que evidenciará inequívocamente la calidad del mismo. Confiar sólo en que el proveedor X tiene CMMI Nivel Y es correr demasiados riesgos.
2 – Hoy se puede competir en el negocio del software sin certificaciones, «¿para qué? si nosotros desarrollamos con calidad». Por desgracia, esto es algo idílico hoy por hoy, ya que cualquier concurso medio o grande requiere algún tipo de certificación de la calidad software. En el post de hoy, sin una certificación de la calidad software es muy difícil ganar a proyectos, ya dejaba ejemplos de licitaciones que piden, de manera casi obligatoria, algún tipo de certificación (normalmente CMMi o ISO 15504). Como comentábamos en el post de ¿Para qué necesito una certificación software? (si yo ya sé que desarrollo software bien), recuerda que una certificación NO es para aquellos que desarrollan el software, los cuales pueden perfectamente saber que lo hacen muy bien, una certificación se emite para dar garantías a un tercero de que, efectivamente, es así.
3 – El uso de una metodología (normalmente la última de moda) es garantía de éxito. No hace mucho escribía un post que ejemplifica este mito: Lo siento mucho, pero sólo con Scrum… no vas a terminar un desarrollo software con éxito. Las metodologías hay que adaptarlas, ajustarlas, y además de forma concreta y específica a un negocio o empresa concreta. La mejor metodología para la empresa A puede ser un desastre en la empresa B.
4 – La calidad es un gasto del que se puede prescindir en momentos de crisis en los que hay que ahorrar. Error. La calidad es una inversión, si la eliminas postergas en el tiempo un gasto mayor. Lo que supuestamente ahorras en calidad te lo vas a gastar al no poder evolucionar la aplicación, o al tener 10 personas demás en el equipo (aunque no seas consciente). Y cuando hablo de calidad, incluyo también a las personas, a profesionales de calidad o no. Recuerda la deuda técnica de Cunnninghan (dejo aquí este post sobre la deuda técnica) y que no tener un diseño de calidad cuesta dinero (si lees esto no me creo que sigas gastando en malos diseños). Y si el desarrollador no paga la mala calidad la pagará el cliente, pero alguien la paga.
5 – Lo ágil es lo contrario a los modelos de procesos, los modelos de procesos implican ciclos de vida en cascada o que el ciclo de vida en cascada es lo peor del mundo. También repasamos por aquí aquello de que proceso NO es sinónimo de ciclo de vida en cascada. Y aunque lo fuese, ciclo de vida en cascada no siempre es sinónimo de mal proyecto, hay sobre todo empresas que hacen software embebido, las que hacen mucho mantenimiento, software crítico y demás que trabajan muy bien con el cascada.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “5 mentiras de moda sobre la calidad software”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola Javier, muy de acuerdo con tus comentarios en todos los puntos.
    Con respecto al segundo punto, es cierto, hoy es más dificil competir en el mercado del software si no se tiene una certificación.
    Pero qué hacer si por cuestinones económicas aún no puedes certificarte en CMMI o ISO, cómo podriamos afrontar este reto de competir en el mercado. Creo que una de las respuestas sería que demostremos a los potenciales clientes que hacemos software de calidad publicando las caracteristicas de nuestros productos, las técnicas que usamos, y si existiera, los casos de éxito con otros clientes.
    Gracias por todos tus aportes, saludos.

  3. Hola,
    Pues yo creo que demostrando con el tiempo que la empresa hace software de calidad, y creando un nombre sólido de empresa.
    Aún así esto es valido para cierta parte del sector, pero hay otros clientes que por normativa deben requerir certificaciones en las licitaciones, y en este caso la cosa es más difícil sin «el sello»
    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *