Publicada la ISO 20000-4, también ISO 20000 se une a la ISO 15504

Recientemente el portal www.iso15504.es comentaba una noticia muy interesante para el mundo de los procesos en tecnología: se ha publicado la ISO/IEC TR 20000-4:2010, cuyo objetivo es la evaluación de los procesos de la famosa ISO 20000-1 con la ISO 15504.
Como ya comentamos hace tiempo, la serie ISO 15504 (SPICE) son normas para evaluar y mejorar la capacidad y madurez de los procesos, un “framework” para evaluar cualquier modelo de procesos (de software o de lo que sea). ISO 15504 no es específica para el desarrollo software, aunque se usa principalmente con la ISO/IEC 12207 (que contiene el modelo de procesos, las buenas prácticas a nivel procesos, para el desarrollo y mantenimiento software) para aplicarse al desarrollo software.
Con la aparición de la ISO 20000-4 también los procesos de la ISO 20000-1, que trata la gestión del servicio que ofrecen las tecnologías de la información (norma más cercana a explotación – producción), podrán evaluarse con la ISO 15504. Lo que hace la ISO 20000-4 es describir de una manera abstracta un modelo de procesos para la gestión de los servicios IT, en base a la ISO 20000-1, describiendo para cada proceso su propósito y los resultados del proceso (outcomes). El propósito y los resultados de proceso que se describen en la 20000-4 son mínimos necesarios para cumplir con los requisitos de ISO 20000-1 y poder evaluarse con la 15504.
Si unimos este acercamiento de la ISO 20000 hacia la 15504, con las intenciones de compatibilidad de CMMI con 15504, el crecimiento de empresas certificadas en 15504 y la fuerte apuesta de AENOR por la 15504, se refuerza el crecimiento de la ISO 15504 hacia ser la norma de referencia para la evaluación de procesos software.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *