¿Qué es un desperdicio?

Algunas veces creo que hay cuestiones muy básicas, que damos por sabidas, pero que realmente no es así. Y si lo es… conviene volver a recordarlas o «re-entenderlas» bien cada cierto tiempo.

Eso he sentido estas semanas con un término que debo utilizar como 50 veces al día, me sale usarlo de la manera más natural del mundo… y no tengo claro que cuando lo digo se entienda bien a qué me refiero. Hablo del término «desperdicio». 

Sabemos, o deberíamos, que una de las disciplinas que más a profundizado en el concepto de desperdicio, su detección, eliminación para mejorar la eficiencia, etc., es Lean (recordemos, aunque no aplique mucho a lo nuestro, ya que no es creación de cosas físicas, los famosos 7 tipos de desperdicios de Toyota).

Así que vamos allá, a ver que se dice en Lean que nos ayude a dejarnos claro qué es un desperdicio. 

Por ejemplo, en el «This is Lean» (en español también existe bajo el, obvio, nombre de Esto es Lean) puedes leer que una actividad que añade valor al proceso (que otra cosa es si añade valor para el usuario, que es otra cosa, pero no me quiero perder y ese tema lo dejo) es una que procesa unidades de trabajo.

Y que algo que no añade valor… es desperdicio, así de simple (y profundo).

Hay actividades que añaden valor y el resto son desperdicio, y es necesario tener clara la diferencia para analizar y mejorar la eficiencia.

Para centrarlo más en lo nuestro, de manera general, una actividad entendemos que añade valor (al proceso) cuando (a) añade algo al producto o (b) hace avanzar al flujo (típicamente, mover items el tablero para la derecha, aunque aquí pediría prudencia, porque estamos presuponiendo que no tenemos Items de desperdicio en el tablero, cosa que es mucho suponer, por eso prefiero basarme en la opción (a)).

El tema puede ser más profundo, más de lo que da un post, porque también hay cosas que añaden algo al producto y ese algo no era necesario… por tanto era desperdicio (por ejemplo, los sobre diseños, funcionalidades que nadie quiere o el copy paste).

Pero según esto, lo que seguro es desperdicio es todas las reuniones, planificaciones, detectar un bug (y no arreglarlo, solo detectarlo), estimar, interrumpir, planificar, las retrospectivas, los Dailys, decidir, etc… todos esos son desperdicios.

Antes de que nos entren los nervios, si que me gustaría decir que es bueno diferenciar dos tipos de desperdicios, los Oscuros y los asumibles. Los Oscuros son los que no aportan nada y se podrían (se deberían) eliminar y así mejoraríamos la eficiencia. 

Los asumibles son aquellos que preferimos dejar (aun asumiendo que son desperdicios) porque nos ayudan, a su vez, a tener menos desperdicios y/o ser más eficientes, el caso más claro es el de las retrospectivas. 

Y, por cierto, otra cosa no pero post sobre desperdicios hay muchos en el blog, por si te has quedado con ganas…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Ir arriba