Una selección de post escritos en 2019 que tienes que leer antes de empezar el 2020

Bueno, esto se acaba, mañana termina el año y son días de recopilatorios. Mañana te dejaré mi tradicional resumen del año en fotos y hoy vamos con otro clásico.

Como hago desde hace 8 años (véase en el 2011, 2012, 2013201420152016, 2017 y 2018), hoy te dejo una selección de post escritos este año y que te recomiendo leer antes de que empiece el siguiente (date prisa que te queda poco ya).

Los 5 post más leídos del año

De todo lo que he escrito en el blog en 2019, los 5 post más leídos este año han sido los siguientes:

  1. Tener un equipo de front y otro, diferente, de back-end… no suena muy Ágil
  2. La siguiente generación de «metodologías» Ágiles
  3. ¿Cuál es el estado de la agilidad a nivel mundial? 13th State of Agile
  4. Como tratas a los externos indica cómo de humana es tu empresa (y si está preparada para atraer talento o expulsarlo)
  5. Stranger Jobs… extrañas ofertas de trabajo «Ágiles»

Más allá de los anteriores, los más leídos, hay otras recomendaciones de este año que te quería dejar

Por ejemplo, de enero de este año, te quería recordar aquello de que seamos conscientes de que hay una burbuja de certificaciones profesionales. Algo que antes no era tan evidente, pero que estos años, con el boom de la Agilidad se ha convertido en un problema.

Y, muy relacionado con lo anterior, de febrero te quería dejar que lo importante son los valores, no los métodos, que no se nos pase.

De marzo, esta vez te dejo tres cosas importantes, que si realmente sabemos cómo debería terminar un Sprint o iteración Ágil, que no parece que esté tan claro por ahí. Y si usamos Agile Coach para resolver lo que no saben hacer los Scrum Master. Y, por último de este mes, que hemos olvidado las bases y los orígenes de todo esto, que no se nos tiene que olvidar.

De abril, este de noestimates en el mundo real, porque estos últimos tiempos hemos trabajado mucho en ello, con buenos resultados (en las próximas semanas te contaré más sobre ello).

Mayo fue mucho de Product Owner (por cierto, tenemos curso en Madrid el 19 de febrero y también tenemos abierto el curso online), y de ahí que te recomiende de este mes 5 carencias muy típicas en un Product Owner y cómo escribir Historias de Usuario: 5 consejos

En junio, para aquellos que os frustráis mucho, intenté ayudaros algo con hasta que punto tu empresa «puede ser Ágil». Gestión de expectativas Ágiles.

De julio, un tema que me preocupa mucho estos últimos años: la Agilidad viejuna (y que a algun@ se le ha parado el reloj en prácticas Ágiles de hace años, que antes molaban, pero que ahora hemos descubierto otras que molan más, evoluciona hombre). Ah, y recordarte que Palpatine siempre ha estado ahí… Toda práctica Ágil puede usarse de manera Oscura.

Septiembre, y en relación a lo de antes, el Cycle Time y otras maneras ver la eficiencia del proceso Ágil y, de nuevo, Palpatine… Asignar Historias a Personas suena muy mal, es muy Lado Oscuro.

Dos cosillas de octubre, que me mola mucho esta idea de la profecía autocumplida aplicada a equipos Ágiles y que recordemos las fases en la historia de la evolución de la Agilidad.

De noviembre me quedo con esto que me duele mucho verlo… disfunciones Ágiles: cuando el Product Owner es el jefe del Scrum Master y la campaña para que tires a la basura las cartas del Planning Poker.

Por último de este mes, de diciembre, sin duda me quedo con algo muy profundo que no se si está suficientemente interiorizado: No discutas ni debatas sobre si «Agile» es bueno o malo, sobre si aplica o no aplica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Ir arriba