No discutas ni debatas sobre si «Agile» es bueno o malo, sobre si aplica o no aplica

«¿Agilidad o mejor metodologías prescriptivas?», «Es que para unas cosas es buena la Agilidad y para otras no (sin que quede claro para qué cosas sí y para cuales no)»,  «Es que la Agilidad es una moda», «¿En este caso aplicaría la Agilidad?», «Nuestra empresa es Ágil», «La empresa NoBody anuncia que todos sus empleados trabajan de manera Ágil», «La Agilidad no aplica a [nuevos desarrollos | ERPs | cuando tenemos que tener muy clara la arquitectura antes de empezar | x]», «tú no eres Ágil, yo sí», «esa Agilidad no es buena», «mi Scrum es más grande que el tuyo», etc., etc. y etc.

Últimamente me aburren mucho todos esos debates. Son abstractos, genéricos, ambiguos, son entre interlocutores que entienden, cada uno por su lado, cosas tan diferentes sobre qué es Agilidad, entre actores que, incluso, no entienden qué es Agilidad, tanto que… llegan a carecer de sentido. Casi parecen debates políticos.

No discutas ni debatas sobre si «Agile» es bueno o malo, sobre si aplica o no aplica. No. Es desperdicio.

Mejor haz lo siguiente, aunque sea un debate más largo y más preciso, un debate con el que vas poder encontrar menos gente con la que debatir, pero que corre el «riesgo» de tener mayor sentido…

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dibujo de hoy, radiador de información consciente tentativo, en GMV Centros de Control de Satélites #agile #agile #scrum #scrummaster #productowner

Una publicación compartida de Javier Garzás (@javiergarzas) el

  • Mejor debatir sobre si en esa Agilidad los requisitos pueden cambiar (o sí, como defiende la gestión tradicional… es mejor cerrarlos). Sobre si eso es mejor o peor.
  • Mejor debatir sobre si en esa agilidad la gente de negocio y la de desarrollo trabajan juntos cada día (o, como sucede en el mundo clásico, en silos o equipos separados). Sobre si eso es mejor o peor.
  • Sobre si la gente está motivada, sobre si importa, si es bueno o no.
  • Sobre si esa Agilidad que tenéis potencia la comunicación cara a cara frente al papel, correos, etc. Si eso es bueno o no (no sobre si Agile es bueno o no).
  • Sobre si tenemos ritmos de trabajo contantes, en vez de picos, sobre si eso pasa o sobre si eso es lo que queremos o no.
  • Debate sobre si luchar por la excelencia técnica es algo primordial en vuestra empresa Ágil, o si es una buena idea o no lo es.
  • Sobre si hay equipos pequeños, multifuncionales y auto-organizados que reflexionan, ellos, de manera frecuente sobre cómo mejorar. Sobre si eso está en esa Agilidad que tenéis, que tienen, o sobre si es, o no, una buena idea.

Podrían ser más, pero con los anteriores tenemos de sobra, sobre todo a la vista de lo carentes que son los debates sobre si soy Ágil o no, sobre si la Agilidad es buena o no.

Ah, antes de terminar, quizá es obvio decirlo, los puntos anteriores los he sacado del Manifiesto Ágil, supongo que si debates sobre Agilidad ya lo sabías (y si debates sobre Agilidad y no lo sabías… tenemos un problema).

Que la Agilidad te acompañe.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Ir arriba