«Planificando» transformaciones Ágiles de manera sospechosa

Viernes, 19:47, Madrid (aunque esto lo leerás no sé que día de la semana que viene).

Un amiguete, nuestro Mr. Nobody de hoy, que trabaja en un sitio grande, pero muy viejunete, me ha pedido ayuda y consejo (y eso siempre es un reto que no se puede rechazar). Él quiere mi opinión sobre varios «planes» (ojo, planes) que tiene sobre la mesa para comenzar con la «transformación» Ágil de su empresa. 

Y me ha jodido el viernes, así que este post va, en parte, con desahogo subyacente. Y no me lo ha jodido por estar a estas horas echándole una mano, no, ha sido por tener que estar viendo a la maltratada palabra Ágil en documentos que parecen del siglo V.

Y lo peor, y más profundo, es que esto me ha hecho constatar que el futuro de la Agilidad, tal y como la hemos conocido, tiene muy mala pinta (perdón si estoy negativo, es mal día y es tarde para ser viernes). 

Esto de que el futuro tiene mala pinta ya lo hemos hablado (véase post de 2016, la agilidad está muerta y post-agile), ya se lleva hablando desde hace tiempo, que si la Agilidad ha perdido sus valores, que si la masificación del uso de la Agilidad se la está cargando, etc.

El caso, volviendo a lo que me ha tocado leerme, es que hoy, y en varias ocasiones antes (no es la primera), me encuentro con intentos de «Agilizar» que no dejan de ser, realmente, intentos de maquillar al Lado Osucuro para ponerlo más guapete, más moderno, pero… sin dejar de ser… Lado Oscuro.  

Así que, para compartirlo contigo, que yo sé que tú me entiendes, he ido tomando nota de algunas (he resumido, para no extender el post) cosas «raras», Oscuras, que me voy encontrando, frecuentemente, cuando veo un «plan» (que ya lo de plan hasta suena raro) de «transformación Ágil» (sí, lo de transformación también suena raro). Por ejemplo:

  • Ninguna referencia a las necesidades técnicas, me encuentro «planificaciones» de cómo llevar a cabo una transformación Ágil que omiten, apenas mencionan, la parte técnica… que es de las más duras. Cómo tratar con el Legacy (lo difícil (¿imposible?) de rehacer de cero un legacy, un sistema software grande), cómo vas a gestionar lo de las iteraciones cortas con flujo continuo sin Testing, integración continua, control de versiones adecuado, etc. Se me queda todo… muy superfluo sin esta parte.
  • Incoherencia, proponiendo ideas que son, en esencia, contrarias. No sé si con el afán de contentar a todo el mundo (error), leo cosas incoherentes, como «cultura Ágil» junto a logos de PMI, de SAFe (ten cuidado y no estés tan seguro con #SAFe), etc., todos juntos, un «tengo de todo», que me deja dudas. Y, eso sí, mucha certificación, que si las daremos, que si las tenemos, mucha certificación y poco de hablar de lo profundo.
  • Proponer lo que se quiere escuchar y no lo que se necesita. Es imposible cambiar algo sin cambiar nada y, si lees entre líneas, la mayoría de «planes» de transformación son un «pero no vamos a cambiar mucho de lo que hay». Entiendo que esto es así por el miedo, del que propone, a que alguien rechace su plan de cambio… pero es vender algo irreal. 
  • Proponer una solución. Planes que proponen la solución para todo, que si haremos esto, que si lo otro, en vez de un… «experimentaremos» esto y lo otro y un «no sabemos la mejor solución» (yo no sé cuál es la mejor manera (¿Ágil?) de trabajar). Porque es imposible, hay tanta variabilidad, casuística, etc., saber de ante mano qué va a funcionar y qué no. Suena poco Ágil una propuesta de transformación así, que parte del «yo lo sé todo y sé lo que hay que hacer de antemano». 
  • Proponer un plan. He llegado a ver Gantts que pretenden contar paso por paso, hito por hito, cómo será la transformación Ágil. Incluso dando fechas, incluso fechas de finalización, en las que se pretenden planificar que día llegará el hito de «ya somos Ágiles«. En vez de un plan… mejor sería haber visto una propuesta de cómo crear un modelo de gestión del cambio, Ágil, de manera continua e indefinida en el tiempo.

Bueno, lo dejo aquí, que es tarde y el post se alarga… que la Agilidad te acompañe.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

1 comentario en “«Planificando» transformaciones Ágiles de manera sospechosa”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *