Las mejores frases y situaciones "Ágiles" del 2018

Última semana entera del año, hoy es noche buena y quizá seamos solo tú y yo los que estemos hoy trabajando frente a un monitor. Esta es una semana, junto con los pocos días del año que le quedan a la siguiente, repleta de tradiciones típicas de Navidad y, entre todas ellas, está el clásico de hacer recopilatorios, que si «lo mejor del año», «lo peor», «lo más visto», etc.
A mí me molan los recopilatorios de fin de año, porque te permiten hacer «retrospectiva» de cómo van las cosas. Y, como sabrás si frecuentas este blog desde hace años, aprovecho estos días para escribir algunos post que resumen cosas que han pasado durante este año que ya casi se termina. Uno de esos post clásicos, que hago desde hace años, es mi resumen del año en fotos (que lo dejaré para dentro de unos días).
Hoy quería iniciar lo de los post recopilatorios recordando las mejores frases y situaciones «Ágiles» del 2018, esas cosas que ves o escuchas y que te dejan muerto.
noche muertos vivientes
Tenía un montón de frases y situaciones, pero como todo buen recopilatorio hay que seleccionar y quedarse con lo mejor, he seleccionado solo 6 en esta selección 2018, con lo «mejor» que me he encontrado y que de menos a más «impacto» son…

#6

Aquella conversación sobre «¿qué entendéis por «DONE»?», sobre si «¿tenéis claro el DoD (el Definition of Done)?», en la que alguien responde… «sí, para nosotros DONE es que desarrollo ya se desentiende de la Historia de Usuario». Por si acaso, te dejo un post sobre el DoD y las Pruebas de Aceptación.

#5

Aquellas llamadas Historias de Usuario que escondían un maravilloso secreto en su interior… imágenes adjuntas con diagramas Gantt. Lo digo muchas veces… pero que ingenio tenemos para lograr hacer lo de siempre escondiéndolo de Ágil, es increíble. Lo que te he comentado muchas veces, las herramientas con peligrosas, esto con post-it en la pared no pasa o si pasa canta más. Que importante es aquello tan aparentemente simple de llamar a las cosas por su nombre.

#4

Aquel proyecto que cuando me estaban contando cómo trabajaban creí que había estallado el Apocalipsis zombi y no me había enterado, que cuando me explicaban de día a día volvió a mi memoria del libro del «Rapid Development» y sus retro noventeras listas de peores prácticas típicas, aquel proyecto en el que, entre otros, las «Historias» del Product Backlog no sólo no se ordenaban por valor sino que… se ordenaban en función de que no compartieran código. Y como colofón a aquel tétrico día, a aquella estremecedora reunión, alguien concluyó diciendo… «es que la Agilidad no funciona».

#3

Aquel otro, que en una escena de terror similar al del anterior, como si me hubiese colado de extra en la película de la noche de los muertes vivientes, no sólo se añadía gente a un equipo para ir más rápido frente al gran retraso existente (el clásico de “Añadir gente a un proyecto software con retraso hace que se retrase más”), también se decidió que los «mergeos»eran peligrosos y, por ello, que no debía haber integración continua, mejor una fase de integración final.
Y no sólo eso, también se pensó, de manera «brillante», que era mejor no solucionar bugs que aparecían en Testing, para así no dejar de hacer Historias de Usuario… ya habría tiempo de arreglarlos al final (sería por aquello de acumular trabajo superfluo), «así no perdemos productividad».

#2

Aquel manager, en aquella organización grande, que me me dijo aquello de «¿Scrum Masters? bueno, sí, pero aquí realmente los Scrum Masters que buscamos son personas que nos lleven los post-it, los muevan y vengan con ellos debajo del brazo». Creo que no hace falta escribir más de aquello, además esta historia inspiró el post de el Scrum Master está en peligro de extinción

#1

Aquella también llamada Historia de Usuario que, en realidad, era un bug, pero no quedó ahí la cosa, no, sino esto, por si solo, no hubiera entrado en el número 1 de este recopilatorio, porque realmente aquel bug era un bug a un documento, sí, un correctivo en un Product Backlog para «arreglar» una cosa en un… documento. En fin, por si acaso, convendría recordar que documentar tiene un coste y un muy probable gasto (desperdicio).

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *