La confianza en equipos Ágiles

Si, al estilo Lean, entendemos que tomar decisiones que podrían evitarse es desperdicio (Workflows son peligrosos y, por supuesto, poco Ágiles) o que los problemas de comunicación son desperdicio… la falta de confianza en un equipo también es un desperdicio.
En el modelo de trabajo que se basaba en el ciclo de vida en cascada, en los silos de trabajo (equipos especializados en vez de multifuncionales), el modelo de trabajo orientado por la documentación (que típicamente se basa en contratos entre equipos para gestionar la falta de confianza), etc., la desconfianza era algo típico, algo que se asumía y gran parte de cómo trabajaba el modelo estaba gestionando la desconfianza entre las partes.
La desconfianza de negocio con desarrollo, la desconfianza entre Testing y desarrollo, similar con operaciones, etc. E, incluso, los departamentos externos de control de calidad, auditoría, metodologías, etc., vivían en la falta de confianza.
El modelo de trabajo alternativo, el Ágil, entre sus piezas fundamentales tiene a los equipos multifuncionales, en esas «T-Skills«, se basa en la idea de que la consecución del trabajo es un juego colaborativo, en la colaboración cercana, en la responsabilidad compartida, en el objetivo común, en que el éxito es terminar con «working software solutions» en las que participan muchos perfiles frente a terminar yo lo mío y que me de igual lo que haga el siguiente,
E incluso, más allá de la idea de equipo multifuncinal, los propios valores del manifiesto Ágil tienen como pieza fundamental la confianza, «colaboración por encima de negociación» o «personas por encima de procesos».
La falta de confianza es algo que me cuentan muchos equipos, casos típicos, por ejemplo, «no hacemos Swarming ni medio bien porque nadie es capaz de pedir ayuda o de reconocer que hay un problema hasta que es demasiado tarde». O aquel otro clásico de «las retrospectivas no acaban en nada porque nadie tiene confianza de contar realidades».
Está claro que la confianza es algo a trabajar en la evolución de un equipo ágil pero, por supuesto, no hay una «metodología de mejora de la confianza», hay que tirar, como en otras, de sentido común y trabajo constante.
No obstante, en el libro The Trusted Advisor Fieldbook: A Comprehensive Toolkit for Leading with Trust se propone una formula para evaluar la confianza: Confianza = (Credibilidad + Fiabilidad + Cercanía) / Egocentrismo
Y también, de una manera más directa o más indirecta, hay un montón de prácticas en equipos Ágiles que trabajan aumentar la confianza, ejemplos son los «personal maps» (mapas personales) de Management 3.0, los llamados «acuerdos de equipo» o, sin ir más lejos, los mismos Definition of Done y Definition of Ready.
Sólo te quería dejar esta reflexión, sobre lo que he estado pensando estos días sobre la confianza y desearte un 2019 de Agilidad y confianza.
.
.
Por si quieres más información sobre confianza, aparte del libro The Trusted Advisor Fieldbook te recomiendo el siguiente video de Rachel Davies, del que yo he sacado cosas interesantes, algunas están en este post (lo único es que está en perfecto inglés).

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *