Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Nov 7, 2018 in General | 3 comments

No me sale el Ikigai

En estas semanas, el Mr. Nobody de nuestra historia de hoy me contó que no se sentía motivado, que le faltaba algo, que necesitaba una cambio. Aun en este momento, que yo sepa, sigue siendo Scrum Master (como podría haber ejercido cualquier otro rol, este punto es indiferente para la moraleja de este post), pero ya se estaba planteando todo tipo de cambios (lo que me volvió a recordar a aquel viejo post de los más de 200 comentarios, el de “lo siento, dejo la profesión, dejo la informática, y me dedico a otra cosa”).

El caso es que me contaba que no “le salía el Ikigai”, que se lo había hecho (como si de una prueba médica se tratara) y que “no le compilaba el Ikigai”…. «eh, ¿El Ikigai? ¿Eso qué es?»

El Ikigai (iki vendría a ser vida y gai valor, este estilo de semántica me recuerda a aquello de los Kanji de los desperdicios Lean) es otro término que viene de Japón (aunque siempre estaría bien que esto no lo contextualizara un japonés) y que se muestra con un diagrama (abajo tienes uno) que tiene 4 círculos, uno contendría aquello “que te gusta hacer”, otro “en lo que eres bueno”, un tercer círculo aquello que “el mundo necesita” y uno último que contiene “por lo que te pueden pagar”.

Si consigues dedicarte a algo que reúna las tres… eses es tu Ikigai.

La imagen es de aquí, pero podría haber sido de otros centenares de sitios que han dibujado un Ikigai. Iba yo a dibujar el mío, pero ya no son horas

Conseguir tu Ikigai puede no ser fácil, si lo consigues puedes sentirte un afortunado. Como dicen por ahí, en las miles de páginas que hablan de este tema, el Ikigai sería “la razón para levantarse por las mañanas”.

La idea del Ikigai no es sólo aplicable a personas, es, por extensión, también aplicable a equipos, y quizá por ello que algunas veces veas que se menciona en contextos Ágiles. El tema del Ikigai, obviamente, tiene un montón de años, pero es en estos últimos, con la potenciación de prácticas para equipos Ágiles, cuando se está escuchando mucho como una práctica mas a incorporar en las que ayudan a evolucionar equipos.

No sé en que quedará lo de Mr. Nobody, pero mientras yo también voy a hacerme el Ikigai. Y, la verdad, he empezado con ello y, aunque parecía una tontería, me está haciendo pensar…

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

3 Comments

  1. Por favor podría hacer un post comentando el manifiesto en cascada

  2. Hola buenas, podría hacer un post comentando el manifiesto en cascada

  3. Me dejaste pensando. En “What You love” (que es el estudio y enseñanza de Inglés en mi caso) no entra ninguna de mis habilidades profesionales: desarrollo full stack, análisis, ni tampoco entran mis debilidades profesionales que son varias. Podemos amar algo pero ser pésimos en eso? Quizás.
    Empezamos mal con el Ikigai. (Empezamos mal?) 😉

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This