Sobre el Nudge y la Agilidad (2/2)

Esta es la segunda y última parte del post que empezamos ayer sobre el Nudge y la Agilidad, aquí puedes encontrar la primera parte.

Las decisiones por instinto y el pensamiento en grupo

Recuerdo cuando fui por primera vez a París, cuando fui a visitar la Torre Eiffel. Que yo sepa y recuerde (o, al menos, cuando yo fui), hay dos entradas, por dos de «las patas de la Torre». En una de las entradas había una cola enorme, en la otra casi nadie. La gente iba llegando y, al ver más gente en una de las filas…. se ponía en la fila más larga. Mientras, en la otra fila no había casi nadie… pero ambas cumplían la misma función (por cierto, lo sé, porque yo me arriesgué y entré, bastante rápido, por la que no había casi nadie).
Resumiendo mucho, siendo práctico y para lo que a nosotros nos interesa, eso es lo que se llama pensamiento en grupo (pack mentality en inglés, por si lo buscas), que habla de que nos fijamos siempre en qué hace el grupo e intentamos repetirlo. Si ves gente corriendo, tiendes a correr, si hay gente en una fila esperando, tiendes a ponerte también en la fila.
Y este instinto puede ser tan fuerte que incluso anule nuestras mejores intenciones. Las decisiones por cuestiones de grupo, las instintivas, son otra gran fuente para decidir, aunque, muchas veces, no sean la mejor opción.

Toma de decisiones…

Es decir, según lo anterior, lo de este post y el previo, muchas decisiones se toman por inercia, por no molestarse en pensar, tirando del sistema automático o vienen de aspectos instintivos, como hacer lo mismo que hace todo el grupo.
La teoría del Nudge, y lo que nos aplica de ella a lo nuestro del cambio Ágil, habla de que es posible cambiar la conducta automática, hacer lo que le resto, etc., modificando el entorno, cambiando el ambiente más que poniendo políticas, prohibiciones y normas (de nuevo, esto te debe sonar a auto-organización).
En otros contextos, hay un montón de ejemplos de acciones Nudge. Por ejemplo, la de en vez de prohibir la comida no saludable, como las pizzas, etc., cambiar el entorno, poner primero la comida saludable y poniendo menos visible la comida mala. O una que aplicaron en Chicago, en vez de la única política del castigo para evitar superar la velocidad de una carretera, pintar líneas dobles en los bordes de las vías de tal manera que se junten, dando sensación de velocidad, en los tramos que hay que ir más lento. Otro ejemplo, un clásico en esto del Nudge, es la de poner esa pegatina con una diana dentro de los urinarios para que el sujeto en cuestión apunte mejor, ya sabes.
En Nudge las ideas para influir en el comportamiento debieran ser lo que se conoce por acrónimo EAST (Easy, Attractive, Social and Timely):
– Fáciles
– Atractivas
– Sociales
– En el momento oportuno.
Tampoco hace falta que me extienda en explicar cada una de las anteriores y su relación con lo nuestro, creo que está claro. Desde cómo influir mediante la visualización, la facilitación gráfica, con toques modernos, pasando por todas las «ceremonias» ágiles, y etc.
En resumen… alterar el ambiente con el objetivo de influir en las decisiones sin basarse exclusivamente en políticas y castigos. Pensar en ideas inteligentes que modifiquen la conducta en vez de en normas.

Terminando…

No hay mucho escrito sobre Agilidad y Nudge (sobre Nudge sin agilidad sí que hay), apenas he encontrado algunas referencias, te dejo esta referencia por si quieres ampliar lo que yo te he escrito en este post: Agile Practices and Social Nudges in the Workplace.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *