El cambio cultural Ágil más allá de la implantación de procesos Ágiles

El amigo Ángel Lozano me pasó el An Agile Adoption and Transformation Survival Guide y esto me hizo recordar la Matriz de Schneider. Busque en el blog y no había mención, así que, impulsivamente, saltándome lo que tenía planificado, le dediqué el último dibujueves. Todo lo anterior tiene muchos derivados, pero quizá el más importante es que más allá de definir, de memoria, qué es Ágil desde el popular manifiesto Ágil deberíamos interiorizar que es un tipo de cultura.

Normalmente la Agilidad, los frameworks asociados, como Scrum, etc., se asocian con un modelo de Procesos, que tiene su razón de ser, pero también su peligro, por el riesgo de hacernos olvidar que lo profundo es el cambio de cultura. Es la diferencia entre «hacer Ágil» (seguir prácticas) y «ser Ágil» (cultura). Es la diferencia, como dice Sahota, entre «adoptar la agilidad» y «hacer una transformación ágil».

¿Cultura ágil? ¿Qué es una cultura? Difícil tener una definición cerrada, pero, así, entre nosotros, son los valores de un grupo, como se comporta, que es importante para ellos, cómo se hacen las cosas, etc.

En el dibujueves del jueves pasado (que realmente era un semi-dijo, principalmente tenía texto) te dejé una adaptación (adapté algunas traducciones para que lo entendieras mejor) de las dimensiones, clasificaciones culturales, de Schneider.
jgarzas_233_dimensiones Schneider cambio cultural
El modelo de Schneider define 4 culturas:

– Colaboración, más de equipo.
– Control, jerarquías, metodologías, etc.
– Competencias, habilidades, fortaleza profesional, etc.
– Crecimiento, cultivo, aprendizaje, reflexión constante para ajustarse al futuro, creatividad.

Según el modelo de Schneider, ninguna cultura es mejor que otra, depende del tipo de trabajo. Y según el modelo Schneider si estás muy centrado en un cuadrante lo más difícil es moverte al opuesto, quizá el camino más rápido es pasar antes por los adyacentes.

Convendría que te auto-evaluaras para saber en qué cuadrante estás, independientemente de lo que digas que usas, que puede ser diferente a cómo lo usas.

La cultura de Colaboración y Crecimiento son esenciales en Agilidad… pero no olvides las Habilidades

La cultura ágil, si miras con atención el Manifiesto y los principios, es más de Colaboración y Cultivo, entrando un poco en Habilidades. Movimientos como el Craftsmanship está más cerca de las Competencias, así como frameworks ágiles como eXtreme Programming, son Ágiles, por supuesto, pero entran mucho en Habilidades.

Es por ello que critiquemos que la agilidad sola, solamente refiriendo al Manifiesto, o a prácticas o frameworks centrados en Colaboración y Crecimiento se quede vacía, de «pinta y colorea», si olvidas la pata de Habilidades, si olvidas, por ejemplo, prácticas, como, por ejemplo, las de eXtreme Programming, prácticas como el TDD, el Refactoring, control de Deuda Técnica, etc.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *