5 Típicas cosas por las que falla una transformación ágil

De llevar ya tantos años en esto, viendo, escuchando, sufriendo, disfrutando, tratando con el Lado Oscuro, con el Luminoso, etc., en esas ahora llamadas «transformaciones ágiles», tanto en aquellas que salen bien, como en las que salen más o menos o en las que salen mal, da para muchas historias.
El otro día Mr. Nobody me pidió una lista de cosas típicas por las que fallan las «transformaciones ágiles», aquello de cambiar la manera de trabajar, de lo clásico a lo ágil (aunque lo ágil también sea antiguo).
Los requisitos que pusimos para hacer la lista, que escribí allí, sobre la marcha, en una servilleta, eran que fuesen experiencias puras, seleccionar 5 y que vinieran, y aplicaran, de empresas medianas – grandes.
Y esta fue la lista que salió, había más, por supuesto, pero a mí allí me salió esta, que después de repasarla y convertirla a post me sigue pareciendo bastante acertada…

El efecto novedad

Y yo caí, enamorado de la moda ágil… Mis amigos, las revistas, los blogs, redes sociales, otros en conferencias, en eventos, etc., hablan de ello ¿qué será? ¿qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche: Quiero conocer el mundo de al agilidad.
Al principio todo es novedad, como cuando te apuntas por primera vez a un gimnasio, el problema es que luego hay que entrenar y ser constante… y hasta ahí llegó el efecto novedad.
Hay un post, de hace año y algo, en el que hablaba de algo similar: El peligro del “efecto novedad” cuando se quiere hacer un cambio

«Contratamos a gente lista para que nos digan qué hacer»

Famosa frase de Steve Jobs que muchas empresas deberían ponerla en la puerta principal. Otra fuente de fracaso, contar para la transformación con alguien que sabe del tema y poner al que menos sabe de tu empresa al mando dándole ordenes y diciéndole lo que tiene que hacer. Fatality.

«Eso es de técnicos»

Gran clásico. El manager, directivo, jefe, etc., inicia la transformación ágil o le da luz verde… y desaparece.
Esto lo he visto decenas de veces. Desaparece totalmente, «eso es de técnicos» o eso «es de los de abajo». A partir de ahí, vienen otros también grandes clásicos, como que los «de abajo» dicen «esto de la agilidad mola mucho pero implica cambios responsabilidad de la dirección que no sabe ni de qué va esto», etc.
Un post relacionado de hace poco es el de si eres “de negocio” y crees que Scrum es “de técnicos” tienes un problema.

«Cuéntame al oído, muy despacio y muy bajito…» lo que quiero escuchar

Normalmente, hablando de empresas medianas o grandes, se suele iniciar una «transformación ágil» de la mano de un consultor (uy perdón, digo Coach, o mentor, o Jedi o compañero del acompañamiento). Y muchas empresas quieren correr maratones sin levantarse del sofá y los managers son altamente receptivos a que alguien les diga que eso es posible, y siempre habrá alguien (hay muchos) que, por un puñado de dólares, les diga lo que quieren oír.
Dentro de unos años, si es que lo quieres reconocer, será más que evidente de que no eres capaz de correr ni 10 metros, pero mientras, serán dos años de tranquilidad y de comprar pastillas milagro.

Agilidad de PowerPoint

Es un caso especial del anterior, podía haberlo incluido, pero por clarificar el post lo he dejado separado. En línea a eso de que me cuentes lo que quiero escuchar, lo que me mola, la generación de manager que simpatizan con el PowerPoint estarán encantados con aquellos que le pinten «el proceso ágil» en bonitos (bueno, esto sería cuestionable) y voluminosos PowerPoints.
Yo he visto hasta pintar Transformaciones Ágiles en… Gantts… (ugg, recordar esto me ha sentado mal, perdonarme un segundo, tengo que dejar de escribir, hablamos mañana)

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Latest posts by jgarzas (see all)

1 comentario en “5 Típicas cosas por las que falla una transformación ágil”

  1. Un caso muy particular es el de el técnico impone el cambio al resto. Es como el «es de técnicos» pero no desde arriba, sino desde abajo. Si la iniciativa no viene de arriba… costará mucho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *