Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Abr 9, 2018 in General | 3 comments

¿Hay una burbuja ágil?

Hay mucho postureo ágil, cierto. Y quizá ello haya derivado en que se escuche con frecuencia una nueva frase: hay una burbuja ágil. Que suena tétrico, como a especulación ágil y agilistas especuladores.

Dicho sea que, teniendo en cuenta mis conocimientos básicos en otras áreas tecnológicas, creo que bien podría aplicarse la sospecha de burbuja a otras áreas tecnológicas: “hay una burbuja en big data”, “hay una burbuja en ciberseguridad”, «hay…», etc. Siendo así, bien podríamos hablar de si, en su conjunto, hay una sospecha de burbuja en tecnología.

Pero, reduciendo el alcance al tema Ágil, es difícil contestar cuando alguien te pregunta si hay una burbuja en agilidad. Así que, al estilo de aquel es la agilidad… ¿Una moda? ¿Una moda que pasará? Una reflexión profunda, me voy a poner a reflexionar-escribiendo sobre la burbuja ágil.

.

.

Lo que es un hecho es que, si bien hace muchos años casi nadie hacia caso a los temas ágiles (la presentación, de mi primer proyecto Agil, año 2001) y que, incluso, hace unos años hablábamos de si ya estaba muerta la agilidad, hoy hay un movimiento al rededor inimaginable cuando algunos empezamos.

¿Qué ha hecho que el movimiento que genera la agilidad se haya disparado dando, la supuesta o no, imagen de burbuja? Pues estos son algunos:

1 – La transformación digital

La constatación, por fin, por parte de muchas empresas de algo que era obvio desde hace años: todos los sectores ya compiten en un mundo tecnológico basado en software (como te conté en la charla en Peugeot).

Te dediques a lo que te dediques necesitas el software para competir y, además, otras empresas de base tecnológica que antes no eran tus competidores ahora sí lo son (y llevan mucha más experiencia en tecnología que otros sectores más clásicos, lo cual pide que te espabiles, pero ya).

Y, en todo esto, la gestión ágil es la manera más natural, eficiente, etc., de gestionar la creación de productos de base tecnológica. Esto, unido a lo anterior, ha llevado a la agilidad a sectores impensables hace años.

Y todo esto ha generado mucha demanda de perfiles ágiles.

2 – El uso que están haciendo de la agilidad profesiones no técnicas

Quizá derivado del anterior. Como te he contado muchas veces (por ejemplo en este vídeo), la agilidad nace en la programación, pero hoy están haciendo uso de ella muchas profesiones no tecnológicas.

Uno de los casos más evidentes es la gente de “recursos” humanos, que han visto un área muy potente para ellos en toda la parte humana, Peopleware, etc., de la agilidad.

Y como los anteriores muchos otros, marketing es otro ejemplo, el “management” que no viene del mundo técnico es otro caso (y cuidado con eso de que si eres “de negocio” y crees que Scrum es “de técnicos”), etc.

En esto del uso que han empezado a hacer otros perfiles de la agilidad, metería a todos aquellos profesionales que se han reconvertido, de usar prácticas de gestión tradicional, gestión de proyectos clásica, consultores tradicionales, etc., a sustituirlas por aquellas bajo el paraguas ágil.

Todo esto ha generado mucho movimiento de gente que quiere aprender gestión ágil, que quiere formarse (también están los que erróneamente creen que aprender es sacarse una certificación, otro sector que mueve mucho), gente que se mueve por Meetups relacionados (solo hay que ver lo que duran en los Meetup como este, y otros, las plazas cuando se anuncia un evento), en eventos, las camisetas, pegatinas ágiles, el consumo de pósit, etc.

3  – Situación actual: alta demanda, y poca oferta, de “perfiles ágiles”

Derivado de los dos puntos anteriores, esto es más que obvio, hay demanda de perfiles tecnológicos y hay demanda de “perfiles ágiles”… y hay poca oferta.

Si hablas con gente que está en la responsabilidad de encontrar perfiles con conocimiento en agilidad (yo hablo con much@s) te contarán todos que buscan gente… pero que no encuentran. Que sí, que hay mucho CV con mucha certificación ágil pero que luego no pasan las entrevistas.

Falta gente con experiencia de verdad y con conocimientos sólidos. Eso contando con que llegues a detectar que quien te ofrece su CV, o sus servicios, tiene, o no, esos conocimientos, sino te pasará como «al de la escalera mecánica» que te enlacé antes, te pasará como a muchos, que ahora están metidos en transformaciones ágiles de pandereta y que se darán cuenta de ello en unos años (y luego la culpa será de que la agilidad no funciona, al tiempo).

¿Burbuja ágil?

Difícil responder. Lo de que hay movimiento, gran demanda, etc., es una evidencia, pero que parte de ese movimiento sea innecesario, artificial y que llegue un día a desaparecer… Como hace años te conté en es la agilidad… ¿Una moda? ¿Una moda que pasará? Una reflexión profunda, esto ha pasado ya con otras modas en tecnología, muchas desaparecieron, pero las de fuertes raíces dejaron de estar de moda para ser práctica común, y la agilidad tiene raices muy fuertes y muy antiguas.

¿Qué hay mucho movimiento de postureo ágil y que luego hay mucha menos agilidad de la buena? Eso también, si entendemos eso como burbuja (y a saber lo que entienda cada uno por burbuja)… algo de burbuja hay.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

3 Comments

  1. Muy chulo el post para reflexionar 🙂

    Personalmente, comparto la opinión de que, si hay una burbuja ágil también hay burbuja en Big Data, en Neuromarketing, en UX… Creo que este «postureo» alrededor de muchos campos simplemente existe por cómo somos las personas actualmente. Queremos todo y lo queremos YA, consumimos las cosas demasiado rápido sin profundizar… por ello, lo de querer sacarnos certificaciones antes de conocer las bases y orígenes.

    También creo que, es que llevábamos creando software MAL muchos años… Y finalmente, no nos queda otra que aplicar la agilidad para que los productos software puedan ser creados sin morir en el intento. Para mí, comprender el concepto de agilidad e intentar aplicarlo a diario ha sido como «ver la luz». Comprendo que, cuando una persona escucha sobre agilidad por primera vez y el cambio tan grande que supone en mentalidad y procesos, se le caiga la baba y quiera aprender TODO sobre ella jajaja.

    Cuando la agilidad esté aún más de moda y palabras como «Release» o «Sprint» estén bien bien extendidas en el vocabulario empresarial, entonces los expertos ágiles serán expertos de verdad, porque los posturetas estarán haciéndose expertos en otra cosa jajajaja

    ¡Un saludo!

  2. Me ha encantado el post Javier. De todos modos tengo una duda ya que hablas de áreas no técnicas, como el management, utilizando la agilidad como si fuesen advenedizos, sin embargo parece que los trabajos de Nonaka y Takeuchi , y los posteriores de este último, son inspiradores a la gestión ágil de software desde una visión no técnica sino de liderazgo y management. Creo que lo dice en algún artículo el propio Sutherland. Qué opinas?. Gracias por el post y por el blog

  3. Ley de Oferta y Demanda

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This