Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Abr 3, 2018 in General | 0 comments

Agilidad y transformación digital contada con guiones de Matrix (2)

La semana pasada, en plenas vacaciones de Semana Santa, te conté que hace unos 2 años iniciamos una serie de actividades para la difusión de buenas prácticas de gestión, prácticas ágiles, management 3.0, peopleware, la hoy tan nombrada transformación digital, etc., y que algunas de ellas nunca las llegamos a liberar, por x razones.

Entre aquellas, había una idea de una serie de vídeos ambientados en Matrix, en base a trozos de los guiones originales, adaptados a explicar alguna buena práctica. Y, la semana pasada, te deje en un post uno de aquellos guiones adaptados: Agilidad y transformación digital contada con guiones de Matrix (1)

Hoy te voy a dejar otro de esos guiones.

En este caso el guión imita esta también mítica secuencia de Matrix. Lo que nos aplica aquí empieza en el 1:11 de ese video que te enlacé, el vídeo está en inglés, pero seguro recuerdas de que iba en español o lo puedes encontrar por ahí traducido o lo recordarás al leer el guión adaptado de más abajo.

Y la adaptación, en este caso, pretende concienciar sobre la Deuda Técnica, a ver qué te parece…
.
.

—MORFEO: Neo, no hará más de 150 años, la humanidad creía que las grandes pandemias y enfermedades eran cosa del maligno, leviatanes, brujerías y mal de ojo. Hasta que Paster descubrió que estos males no eran algo por generación espontánea… sino que había algo que nadie veía… las bacterias.

—NEO: ¿Qué tiene que ver esto con la tecnología?

—MORFEO: En cierto modo, gran parte del mundo del software, empresas cuyo negocio se basa en la tecnología, vive en Matrix… aun creen que ciertos males vienen por generación espontánea o brujería. Que los proyectos y los desarrollos se vienen abajo por causas desconocidas, del más allá. Si Neo, en cierto modo, en el software también hay bacterias tecnológicas aunque el gran público aún no las conoce.

—NEO:  ¿Bacterias? ¿En el desarrollo software Morfeo?

—MORFEO: Hay muchos ejemplos de cosas que muchos no ven y que están destruyendo empresas y proyectos. Como copy pegar código, tablas monstruosamente largas, código espagueti, ausencia total de pruebas, malas estrategias de control de versiones, etc., el catálogo de bacterias, Neo, daría para mucho que hablar. A todo esto algunos le llamamos deuda técnica.

—NEO: Pero eso es imposible Morfeo, no puede ser

—MORFEO: Pero la cosa es aún más siniestra. A diferencia de las grandes enfermedades que mataban gente las bacterias en el software no lo matan… Los proyectos se convierten en zombies Neo en Walking Dead. Este es el mundo real.

—NEO: ¿Walking Dead?

—MORFEO: Si Neo, por muy mal que esté un proyecto nadie lo matará para empezar uno de nuevo, muchos desarrollos tecnológicos son como zombies, no mueren y se van arrastrando por el tiempo, la gente le pega un trozo de código en la cabeza, otro en la pierna, le cose un ojo, con un montón de curanderos intentando que aquello ande y se siga arrastrando.

—NEO: ¿Conoces algún proyecto software que por lo malísimamente que estaba programado alguien lo hubiera matado y lo empezado de nuevo Morfeo?

—MORFEO: Jamás Neo, eso nunca lo he visto, en Matrix eso no existe, por eso esos proyectos se convierten en Walking Dead.

—NEO: Pero en las pelis los zombies se alimentan de carne humana… ¿el mal software zombie también?

—MORFEO: No Neo, de momento no, más adelante ya se verá. Nuestros zombies de desarrollo software se alimentan de tiempo, de productividad, del dinero de los proyectos y sobre todo de la felicidad de la gente. La deuda técnica es el coste y los intereses a pagar por hacer mal las cosas. El sobre esfuerzo a pagar para mantener un producto software mal hecho, y lo que conlleva, como el coste de la mala imagen frente a los clientes, etc.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This