Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Oct 18, 2017 in General | 0 comments

Equipos distribuidos vs equipos juntos

Hace unas semanas te dejé en uno de los dibujos del “diario de un superviviente al Apocalipsis zombie”, esos que normalmente te dejo los jueves, algo sobre la buena práctica de que el equipo esté junto (frente a distribuido). Y hoy quería profundizar un poco más en este tema…

El equipo #agil estable y junto…

Una publicación compartida de Javier Garzás (@javiergarzas) el

El equipo junto tiene “más pinta” de ágil…

Partiendo de que la agilidad está dirigida por valores, y que las reglas van por detrás de la auto-organización, si que, ciertamente, la agilidad de siempre ha propugnado que el equipo esté junto.

Ejemplos claros, eXtreme Programming (XP), concretamente, en el libro Extreme Programming Explained: Embrace Change dice textualmente: “Sit together predicts that the the more face time you have, the more humane and productive the project”. Aunque en el mismo párrafo también dice que, aun así, si el equipo está distribuido puede también hacer XP.

Populares autores ágiles (podría añadir muchas referencias), como Henrik Kniberg, autor de Scrum and XP from the Trenchesrecomiendan el equipo junto frente al distribuido. También Fowler lo recomienda frente al distribuido, sin por ello rechazarlo absolutamente.

Y es más, el manifiesto ágil dice: “The most efficient and effective method of conveying information to and within a development team is face-to-face conversation.“.

Aún así…

Como no puedes medir la productividad de un programador, no habrá un estudio numérico, empírico, concluyente que nos de “la palabra” absoluta y final sobre el tema.

En esta profesión, ya sabes, asumimos muchas cosas como ciertas sin que se hayan probado empíricamente (más de esto aquí Mitos y misterios de la antigüedad de la ingeniería software), porque la amplia mayoría de las cosas no se pueden probar de manera absoluta y tiramos de experiencias, sensaciones, buenas prácticas, patrones, recomendaciones. Lo cual hace a todo esto más interesante aún si cabe, por cierto, porque te debe dar pie más aún para pensar, dudar y probar.

¿Y de qué grado de distribución estamos hablando?

También hay muchos factores que pueden influir en cómo trabajaba de bien o mal un equipo, aparte de la separación física, e incluso incluyendo el tipo de distribución, que nos haría plantearnos que cada caso puede ser diferente… la distribución puede ir desde estar en plantas separadas del edificio a separaciones de miles de Kilómetros. Y el luego está la estructura de la separación, puedo tener desde equipos distribuidos a silos distribuidos.

Terminando…

A lo que va la idea del equipo junto es que por lo general el cara a cara (controlado, que este es un tema que no hemos tocado, recuerda que interrumpir a quien programa, o al que realiza cualquier actividad intelectual, hace que su productividad caiga) es el mejor modelo de comunicación , por ello, si puedes comunicarte cara a cara es absurdo no hacerlo, y si no puedes (por diferencias horarias, etc.), debes saber que este puede ser un punto débil y que lo tienes que cuidar y reforzar. Esto es lo esencial, para mí, de la historia. Y esta es la razón principal que apoya que los equipos que están juntos trabajan mejor.

Sabiendo que una cosa es lo mejor y otra lo posible. Lo mejor es la comunicación cara a cara… aunque no sea posible. Que no sea posible no hace que la comunicación cara a cara deje de ser la mejor manera de comunicarse.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This