Boss retrospective

Mira que estoy viendo un partido y será que como no juega el Atletico, y que como me suele pasar cuando algo en la tele no me llama mucho (es decir, la mayoría de las veces), que me he quedado mirando y me he puesto a pensar en otras cosas. Bueno, que me ha dado por pensar una cosa, y creo que eso debía ser expulsado en forma de post, así que acabo de ir a por el portátil y lo acabo de poner delante de la tele para escribirte esto, que me parece más interesante que el parido (que no juega el Atletico).
Tampoco te pienses que te voy a escribir algo muy transcendental… y ahí está la cosa, curioso que no sea trascendental. Pero es que del último workshop de management 3.0 me llamó la atención que a los presentes les llamara la atención tanto eso que hicimos de compartir historias del pasado, sobre jefes buenos y sobre jefes de los que no tenemos buen recuerdo. 
El caso, aquel día del taller de management 3.0, pinté una ralla vertical, dos columnas a rellenar con post-it, en la de la derecha adjetivos buenos, «pon cosas buenas que recuerdes de las actitudes de los jefes que has tenido» y, a la izquierda, las malas. Una idea del «peopleware», del Management, es el «by example», es decir, cumplir con el ejemplo, si montamos un taller para ser «mejores managers» habrá que cumplir con el ejemplo y qué mejor que recordar lo que no nos gustó que nos hicieran, para no repetirlo, y lo que nos gustó, para repetirlo.
Y ya me conoces, creo, que si pongo un taller de algo a alguien antes he de cumplir con el ejemplo, by example para mí, y hacerlo yo primero y, además, lo llevaba preparado de antemano, molaba tanto que no quería ni improvisar recuerdos, no se me olvidara alguno importante.
Así que el domingo previo tiré de disco duro, para sacar recuerdos, empecé a buscar fotos mías, fotos en las que salía yo solito (y si había alguien más… lo recorté), fotos retro que me recordaran épocas que acompañaron jefes de los que podría sacar muchos post-it para la columna de adjetivos buenos, con personas que aún recuerdo con cariño, y fotos que me trajeran recuerdos de cuando trabajé a las ordenes de personas que creo que no lo merecían, ¡toma! ¡post-it para la columna de adjetivos malos!
Cuando llegó el taller, después de contar un rollo similar al que te acabo de contar a ti, di paso al frente, y tiré de las fotos preparadas para ir recordando adjetivos buenos y malos. Y parece, por las caras, que debió molar bastante ver las fotos. Primero puse una foto en la que salí dentro de un traje azul marino talla XXXL, y lo peor… es que no me quedaba grande. Segunda, una foto con el pelo largo (sé que nunca debí dejarme el pelo largo, fue poco tiempo, muy poco, pero ahí quedó). Tercera, una foto con corbata, con 15 kilos más que lo que decía esta mañana la Fitbit y con paquete y medio de Coronas por día.
Los adjetivos que pusimos como grupo quedarán sólo para el grupo. El taller moló. Moló mucho ver como nos quedamos en el día de hoy y, con suerte en algo del de ayer, y se nos olvidan cosas tan importantes que pasaron en nuestra vida tiempo atrás.
Moló como encontrar cómo ser mejor manager no sólo está en cursos y libros y charlas y blogs, sino que está en un sitio que sólo tienes tu, tus malditos, o canallas o molones recuerdos.
UPDATE: El 31 de mayo tenemos nuevo curso de Peopleware – Management 3.0

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *