La moda de la felicidad en el trabajo

Realmente por estos parajes estamos aún muy lejos de sentir con verdadera fuerza la moda de lo “happy” en el trabajo, aunque en algunos sitios sea una moda totalmente presente, moda de la que hay quien incluso habla de si hasta llega a haber (en los USA) una obsesión por la felicidad.
El caso es que aún, por desgracia, más en informática, mayoritariamente vivimos en un sector triste, con tristes y penas. Sólo tienes que “pasearte”, cosa que yo suelo hacer con frecuencia, por unas cuantas empresas.
Pero la cosa es que este tema está ahí, cada vez más presente y, supongo, que como otras modas, aunque ya haya quien la practique por aquí, acabará llegando con más fuerza,la moda de la felicidad en el trabajo.
De este meta ya te había hablado en varias ocasiones, en Un equipo “feliz” es más productivo y por ello está de moda medir la felicidad, también en Niko – Niko: Experiencia de dos años usándolos en 233 Grados de TI y en algunos otros, e incluso me atreví a lanzar algún consejo – humilde advertencia: Que la “felicidad ágil” no nos haga olvidar al “esfuerzo ágil” (2014)
No te voy a repetir datos que ya conté en los anteriores post, pero la idea detrás de la felicidad es que equipos felices, es decir, motivados, obtienen mejores resultados, más en trabajos del conocimiento, mentales y en grupo.
Por ahí fuera hay casos de referencia, en mi opinión mitificados, que han sido los que han puesto de moda todo esto. Obligatorio nombrar el de Zappos, que ha sido de los casos más populares, sino échale un vistazo al vídeo de más abajo.

También han ayudado a popularizar todo esto de la felicidad en el trabajo iniciativas como Happy Melly o que Google tenga a un tipo cuyo cargo es, literalmente, “Jolly Good Fellow” (cuya traducción vendría a ser “un muchacho excelente”, como la canción de los cumpleaños), encargado de lo que podríamos llamar “gestionar la felicidad”.
Y la moda no sólo está en el sector privado. Por ejemplo, Emiratos Árabes ha creado un Ministerio de la Felicidad e  India ha creado un Ministerio de la felicidad

Ahora viene la parte Orwelliana

Como cualquier cosa poderosa, puede ser muy beneficiosa… pero hay que tener cuidado con los usos perversos.
Si leiste 1984 de Orwell (si no ya puedes empezar), recordarás el Ministerio del Amor (encargado de castigar), Ministerio de la Paz (encargado de las guerras), Ministerio de la Abundancia (encargado de la subsistencia de la gente), Ministerio de la Verdad (encargado de manipular la historia) y… ojo a lo que suena un Ministerio de la Felicidad.
A quién le ha tocado “sufrir la felicidad” argumenta que el mayor problema es que se pase la raya y se llegue a la invasión de la libertad individual. Que una cosa es potenciar la felicidad y otra obligarla.
 

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

2 comentarios en “La moda de la felicidad en el trabajo”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *