Marketing ágil, agilidad más allá del software

Si alguna vez hemos coincidido en alguna de mis charlas, probablemente me habrás escuchado decir que todo esto de la agilidad nace en el software… pero es aplicable a casi cualquier trabajo cuyo resultado sea intelectual (y en muchas ocasiones también aplica si es físico) y mucho más aún si ese “algo intelectual” se hace en grupo, véase… el Marketing y de ahí el Marketing ágil.
Estos últimos años si has tenido la oportunidad de asistir a una conferencia, potente, sobre agilidad, una de las sensaciones que puedes llevarte es que allí ya no sólo estábamos técnicos. No, cada vez más te encuentras con más gente de otros perfiles, que han empezado a aplicar las ideas, valores, cultura ágil a su disciplina.
Y uno de esos grupos, para mi el más numeroso, y esto es un dato, obviamente, subjetivo, es el de la gente de Marketing los del A4M (Agile-for-Marketing). Tema que ya te había avanzado en 2014, en la agilidad aplicada a contextos que no son de desarrollo software, donde ya hablamos de las áreas no-software con mayor potencial para aplicar la agilidad.
Recientemente, en Atlanta, en el Agile 2016, la conferencia más importante sobre agilidad a nivel mundial (ya te hablé de ello en Agile 2016 Atlanta #Agile 2016), pude coincidir con un grupo de personas, profesionales, hasta aficionados y fans, de la agilidad en el Marketing.

Marketing Ágil, pocas diferencias con las ideas valores, cultura y principios de la agilidad aplicada al software

Realmente, y salvo que, obviamente el resultado del trabajo es diferente, hay pocas diferencias a la hora de aplicar conceptos ágiles, valores, principios, frameworks, etc., al Marketing. Y si hablas con gente de Marketing, has tenido la oportunidad de aplicar el Marketing ágil, etc., verás que muchos de los problemas que arrastran sus proyectos… son muy similares a los del mundo software. Aún así, hay incluso propuestas de adaptación del manifiesto ágil al Marketing, aunque en mi opinión el manifiesto ágil es aplicable sin adaptación al Marketing.
Pasar de planes de Marketing de muchos meses, con posibles resultados no deseados, a entregas frecuentes adaptativas, hacer uso de Scrum, introducir la figura del Product Owner, equipos multifuncionales, backlogs de necesidades de negocio prioridades por valor, hablar de Peopleware, etc., son algunos de los muchos temas que ahora puedes ver en el mundo del Marketing.
Uno de varios casos interesantes sobre Marketing ágil lo que pude vivir hace poco, este julio, en Atlanta, donde, como te comenté antes, se compartió la manera ágil de trabajo que había detrás de ciertas campañas de Marketing, especialmente las de Nestcafé + McDonnals, lo del McCafe y todo esto.
Marketing agil - Atlanta

Una foto que hice en Atlanta, experiencias en Marketing Ágil

El Marketing ágil, y en otras áreas, trae una «segunda juventud» a los foros sobre agilidad

Aún la agilidad en otros campos, sin ser nueva, es joven. Si te metes a hablar con gente de Marketing que está trabajando de manera ágil, o que está empezando con ello, aún se denota la típica confusión de términos, de conceptos e ideas de un área que ha empezado hace poco con todo esto. Es totalmente normal, esto se resuelve con los años.
Lo cual hace que cuando vas a foros o conferencias, ello deje un sabor de “segunda juventud” en la agilidad, en el sentido de que te encuentras a mucha gente nueva planteándose aquellas dudas y cuestiones que los técnicos nos planteábamos hace años. Eso sí, con la oportunidad para estas “nuevas” áreas en la agilidad de evitar errores y malas interpretaciones que el mundo del software ya superó.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

2 comentarios en “Marketing ágil, agilidad más allá del software”

  1. Yo trabajo en investigacion en Alemania, y sinceramente no se me ocurre un mejor campo donde aplicar la agilidad que a los grupos de investigacion universitarios:
    – Equipos relativamente pequenios
    – Requisitos muchas veces poco claros
    – Gran necesidad de adaptacion a cambios

    Pero definitivamente es muy dificil cambiar la cultura «empresarial».

    1. Como bien dices, es dificil cambiar la cultura y yo estoy aplicando agilidad en un curso con Universitarios a propósito de tu comentario con los grupos de investigación. Cambiar el chip ha sido dificil, pero cuando ven resultados, ellos mismos ayudan a promover y motivar a los demás.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *