Nueva palabra (de posibles usos peligrosos) de moda: Bimodal IT

Bimodal IT, nuevo nombre “molón” y de moda para algo que queramos o no, nos guste o no, en muchos sitios, generalmente empresas medianas y grandes, ya con años trabajando en modo tradicional, va a ser así: habrá personas trabajando a lo tradicional y habrá equipos ágiles, conviviendo.
Lo de Bimodal IT, parece que es un término creado por Gartner en 2014, para ponerle nombre a eso, a resignarse a entender que hay y habrá organizaciones con partes tradicionales y partes ágiles.
Más detalladamente, bajo el término Bimodal IT se habla de dos tipos o modos de trabajo. El tipo 1 es el tradicional, que, según Garnter (o quienes hablan del concepto de Bimodal IT de Garnter), está “centrado en la estabilidad y la eficiencia” (como si trabajar de manera ágil no fuera estable ni eficiente). Y el tipo 2, que llaman “organización experimental”, ágil, cuyo objetivo es el “time to market”, y “la alineación con negocio” (como si hubiera alguna manera de trabajar que no necesitara estar alineada con negocio).
Más allá de lo anterior, yo, al menos, no he encontrado mucho más, más profundidad. O, al menos, nada más allá de otras ideas que ya conocíamos. El tema casi no me da para un post, pero, aún así, como probablemente te vas a encontrar el término en más de una charla o ponencia, no quería dejarlo sin postear, y sin añadirlo a la lista de post sobre palabras de moda.
Antes de terminar, uno de los problemas que le veo al término, más viniendo de Gartner, que para muchos entornos empresariales, y directivos, es un nombre que parece levantar pasiones casi religiosas, es haber encontrado una justificación a seguir creando software, y, ojo, negocios basados en software, de maneras que se han demostrado obsoletas y que han llevado a muchas organizaciones a la situación de bloqueo tecnológico en la que están.
En cierto modo, lo anterior me recuerda al caso de la deuda técnica, concretamente, me refiero a los problemas e interpretaciones que trajo en su día el hablar de que había “deuda técnica buena” y “deuda técnica mala”, lo cual abrió una puerta a muchos para justificar pésimas prácticas de desarrollo, hasta el punto de que el creador del concepto, Ward Cunningham, tuvo que salir años después a poner las cosas en su sitio y alertar del problema de justificar malas prácticas bajo el mal aplicado concepto de “deuda técnica buena”. Por cierto, te dejo unas diapositivas sobre todo esto de la deuda técnica.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Nueva palabra (de posibles usos peligrosos) de moda: Bimodal IT”

  1. Hola Javier,
    Gartner comenzó a hablar del Bimodal IT en 2014, aunque yo he comenzado a oir a los clientes hablar de ello este año.
    Como en casi todos las tendencias en IT, aparecen opiniones que opinan que es un «hype», otros que lo usan como argumento «molón» para vender sus servicios, algunos que dicen que «es el futuro», etc. A mi me gusta este concepto que las cosas comienzan a usarse de manera común cuando pasan de moda (hype). 🙂
    El IT bi-modal tiene muchas críticas, especialmente desde la comunidad ágil, porque se argumenta que es una renuncia a la transformación ágil de toda la organización. Aún así, esto no tiene porque ser necesariamente malo, porque si se huye de los maximalismos y miramos la complejidad de los casos reales, nos damos cuenta que:
    – Cada organización tiene su contexto y en algunas puede ser «imposible» una transformación ágil completa
    – Hay proyectos «simples o poco complicados» que se pueden hacer perfectamente con metodologías definidas (p.e. Matriz de Stacey)
    El ITSMf España trato de esto con detalle el pasado 12 de mayo en el congreso ITGSM15. En Scrum.org también estamos hablando de este tema.
    La transformación hacia la agilidad es una tendencia imparable, pero hasta que extremo y que caminos puede seguir cada organización, pueden hacer de Bi-modal IT una opción más que puede ser interesante. Eso sí, desde un punto de vista pragmático y sin fundamentalismos en ningun sentido.
    ¡Saludos!

  2. Es a lo que también llaman «Organizaciones Ambidiestras». Gartner tenia que que ponerle su propio nombre por cuestiones de marketing supongo 🙂

  3. A muchas empresas les cuesta mucho salir del enfoque tradicional. Pero lo de Bimodal pienso que puede aplicar a empresas que por un lado tienen sistemas legacy en RPG que han sido desarrollados de forma tradicional y por otro sistemas desarrollados de la forma agil. ¿Puede haber peligro en esos casos? ¿o puede transformarse en ágil un software vintage?

  4. Leslie,
    en mi opinión, la tecnología de los sistemas heredados (legacy) que haya en la empresa no es lo que hace difícil una transformación ágil completa, y por ello conservar 2 organizaciones operando de manera tradicional/ágil. Lo que es un freno son las inercias organizativas y de procesos (presupuesto anual, procesos y roles de management tradicional, etc.).
    El software no se transforma en «ágil», sino la organzación que lo mantiene. Esta claro que un software bien diseñado y mantenido con prácticas ágiles (integración continua, TDD, BDD…) será más «ágil» de mantener.
    Alex Ballarin – http://www.itnove.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *