Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Feb 25, 2016 in General | 1 comment

#Postdeljueves “Cambio”, la palabra de moda del sector tecnológico nacional

Si no has leído nunca un libro de Toffler (yo suelo poner alguna cita suya en mis presentaciones) este puede ser el mejor momento. Bueno, o quizá no, quizá no sea el mejor momento… pero es un buen momento. Digo lo de que quizá no sea este “el mejor” momento porque puede que cuando ahora leas alguno de sus libros digas… “menuda novedad cuenta, esa predicción de cosas que van a cambiar en el futuro… ya ha sucedido, eso lo sabe todo el mundo”; la particularidad es que Toffler mencionó esos cambios, sociales, laborales, etc.,  que algunos empiezan a ver hoy… allá por los años 70.

Uno de esos libros de Toffler que yo te recomiendo, y que es de los 70, es el “El shock del futuro” (1970), también puedes leer “La revolución de la riqueza”. El título, lo del shock del futuro, viene de que la sociedad, por aquello de la ciencia y la tecnología, está sufriendo “demasiado cambio en un periodo muy corto de tiempo” (y eso lo dijo él en 1970). Lo que lleva a que el futuro no se va a parecer ni al presente ni al pasado.

Todo ello produce, y producirá, el shock de ver que vivimos (y trabajamos) de manera distinta a como se hacía antes. O el shock de que como cada vez se duplica más rápido el “saber” que genera la humanidad, y si no te actualizas rápido… acabas mucho antes en el grupo de ignorantes.

Por desgracia no todos tenemos la visión de Toffler, para ver en los 70 (yo ni estaba) cambios de hoy en día, pero, en mi opinión… tampoco había que esperar hasta hace unos pocos años para que las grandes empresas empezasen a darse cuenta de que hay que cambiar la manera de hacer la cosas, no porque esté de moda, sino porque de no hacerlo… en unos años puedes estar fuera de tu negocio, por muy grande que seas.

Pero el caso es que, aunque en muchas ocasiones sea un poco tarde, ya quedan pocos que no hayan enterado de que estamos frente a una necesidad de cambio. Y vaya si todo el mundo se ha dado cuenta de que hay que cambiar (que no necesariamente implica que se produzca, y sea fácil, un cambio), hasta el punto de que la palabra de moda en el sector es “cambio”. “Tenemos que cambiar”.

Cada uno entiende y llama a ese cambio a su manera, desde llamarlo “hay que ser ágiles”, hasta llevar el cambio a diferentes lugares, desde a la manera de trabajar, a vestir, programar, contratar, de decorar la oficina, de hablar, de exponer, de relacionarse con proveedores, de jerarquizar, etc.

Aunque desde fuera, para los que no conocen las entrañas del sector tecnológico nacional, cuando toca hablar de tecnología nacional sólo se vea, y haya noticias, de cosas como el Mobile World Congress, o los periódicos en su sección de tecnología, e incluso las revistas nacionales de tecnología, solo sepan hablar del último modelo de “Samsung” o de Ciberseguridad, en las entrañas de la tecnología nacional hay una gran lucha por el cambio en la manera de trabajar, como medio de supervivencia.

Claro que uno de los “pequeños” problemas de todo esto, en el que se mueve el sector hoy en día, es que quizá hemos visto la necesidad de cambio demasiado tarde, lo que hace que la necesidad de “cambio” se vea y sienta de manera agónica e impotente en muchos entornos empresariales, con ansiedad. Con ansiedad porque parte del sector ve que otros, sus competidores, muchos de ellos en otros países, ya hicieron ese cambio hace años, o nacieron con él, al ser empresas más recientes, y se presentan como una amenaza.

Para terminar, voy a volver a tirar de un libro, uno que siempre me viene a la cabeza cuando me encuentro alguna de estas situaciones. En este caso un libro fantástico, aunque la fantasía siempre está inspirada por la realidad. El cambio hoy en muchas empresas de tecnología viene impulsado como salvador frente a “La Nada”, aquella Nada de “La Historia Interminable” que amenazaba al Reino de Fantasía, y que poco a poco iba haciendo desaparecer a sus habitantes, poco a poco iba engulléndolos, dejando un vacío, la “nada” en su lugar. La Nada, esa la carencia de imaginación de los humanos del mundo real, que ya no creían ni soñaban.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

1 Comment

  1. Javier, lo que hablas en tú post es la realidad que nos esta tocando vivir, lamentablemente algunas personas creen que ese “CAMBIO” se debe realizar porque otra empresa competidora lo hizo, o porque simplemente es una moda.

    El cambio debe nacer desde las entrañas de la empresa y no debe esperar a que se tenga una moda para implementar el cambio. Las empresas deben anticiparse y siempre prepararse para el continuo cambio.

    Feliz dia Javier.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This