Gestión orientada a proyectos vs orientada a equipos (llámala ágil)

Continuando la agraciada, y dotada de gran acogida, serie de Planificación clásica vs planificación ágil, hoy voy a compartir contigo un post del estilo, que es igual, o incluso más, de importante que el anterior. Si asimilar, y no digamos implantar, las ideas del post Planificación clásica vs planificación ágil ya era difícil (que no imposible, porque te aseguro que muchos lo hacen así desde hace años), si vienes de un entorno clásico, tradicional, este puede ser aún más difícil de interiorizar cerebralmente.
Hoy vamos a pensar un rato en la enorme diferencia que hay de estructurarse, gestionarse, organizarse, o como lo quieras llamar, enfocado a proyectos o enfocado a equipos. Que no es lo mismo, ni mucho menos.
Como primera reflexión, he de decir que si tienes dudas sobre si en tu equipo, empresa, tiene una visión de proyectos o de equipos, puedes empezar por contestar a una pregunta… ¿Llegan proyectos y se montan equipos para desarrollarlos o teneis equipos fijos desde hace tiempo que hacen determinado tipo de proyectos (o tareas, que lo de proyecto aquí empieza a no ser tan destacado)? Que no es ni de lejos lo mismo.
Estructurarse por proyectos, es estructurarse por método de estimación (más lícito o no, más elaborado o más a ojo), una fecha inicio, una fecha fin y un presupuesto a cumplir. Estimación predictiva, proyección al futuro, plan en base a los requisitos del proyecto. Y para esto debe haber, obviamente, equipos que lleven trabaando un tiempo y se conozca su velocidad.
Estructurarse por equipos implica estimación basada en el pasado, en la capacidad de trabajo efectivo que tiene el equipo por unidad de tiempo (iteración o sprint), estimacion empirica, en lo que se llama velocidad (Qué es la velocidad en un proyecto software, normalmente ágil o Scrum). Conociendo la velocidad de un equipo se hacen previsiones, estimaciones, para terminar tareas.
Estar estructurado por proyecto pone como premisa principal cumplir la fecha de entrega, sea como sea, aunque tenga que quitar fases, saltarme el testing, o lo que sea.
Estructurarse por equipo implica trabajar por todos los medios en aumentar la productividad del equipo, lo que implica un entorno físico adecuado, trabajar en evitar las interrupciones, equipos pequeños, etc., y, sobre todo, motivación y talento. Las tentaciones de saltarse etapas imprescindibles, como el testing, para entregar antes, son mucho menores porque esos saltos de tareas necesarias lastrarán la velocidad del equipo en las siguientes iteraciones o sprints (deuda técnica), y, cómo se hace uso de la velocidad… esos bajones de productividad se verán muy claramente.
Estructurarse por proyecto implica, por lo general, montar un equipo para ese proyecto y luego desmontar ese equipo.
Estructurarse por equipo pone la premisa del equipo estable como buena práctica, como hablamos en ¿Es bueno tener equipos estables? (vamos, que no rote constantemente la gente)
Estructurarse por proyecto implica, muchas veces, que una persona están en varios, o muchos, proyectos y, en ocasiones, por ello, en muchos equipos. Estructurarse por equipos implica que el equipo es estable y hace tareas de varios proyectos, si es necesario, o de uno único, o de ningún proyecto (ya que el concepto proyecto apenas aplica).
Estar estructurado por proyecto se manifiesta en un montón de detalles más… Por ejemplo, existen “nombres de proyectos”, nombres que acabado el proyecto mueren, en vez de “nombres de equipos” que, en algunos casos… llegan a convertirse en míticos y no tienen fecha de caducidad.
Cómo lo ves… ¿te estructuras por proyecto o por equipo?

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Gestión orientada a proyectos vs orientada a equipos (llámala ágil)”

  1. Me ha tocado trabajar con las dos modalidades y la verdad prefiero la modalidad de trabajar por equipos. Así se conoce mejor la velocidad del equipo y hay más confianza para trabajar. Disfruté más trabajar así pero lamentablemente por cosas de la vida me toca trabajar con un equipo que fue creado para el proyecto y ocurre como indicas, la persona puede estar en más de un proyecto a la vez, y continuamente están cambiando al equipo (entra gente nueva, sale gente, regresa gente, se vuelve a ir, etc).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *