Resumen de los proyectos en los que hemos trabajado en 2015

En el ya olvidado 2015, te contaba mi intención de intentar ser más regular compartiendo contigo mis experiencias profesionales y las del grupo de personas que forman 233 Grados de TI, para mí el grupo con más potencial con el que he colaborado y eso que apenas tiene año y medio.
Te decía por aquel entonces, en el post de Resumen de los proyectos en que hemos trabajado en el 1er Semestre 2015, que si no comparto / compartimos, esas experiencias profesionales contigo… al final o se olvidan o me/nos las llevo/llevamos a la tumba y, en cualquiera de los dos casos, a nadie le van a ser útiles.
Hay ya varios post en el blog hablando de experiencias, te los recuerdo por si te interesan:
2013: Después de pasar por 80 empresas… 4 experiencias
2014: Después de pasar por 80 empresas, datos detallados de situaciones encontradas (informe 1)
2014: Después de pasar por 80 empresas, herramientas más típicas encontradas (informe 2)
2015: Resumen de los proyectos en que hemos trabajado en el 1er Semestre 2015
Y como cada cierto tiempo hay que “ver el bosque” sin perderse en los árboles, hacer retrospectiva, ver qué ha pasado en estos meses o  años, etc., los 233 warriors, entre varias retrospectivas (como la que debaja @nnsanchez92 el viernes pasado sobre la 233 retropicture, la importancia para un equipo de hacer una retrospectiva anual), hemos estado completando entre tod@s “las memorias” profesionales del 2015, que quiero resumir y compartir contigo.
Compartir, ya sabes, dentro de lo que es posible comentar, por temas de confidencialidad.
Vamos allá y esperamos repetir este ejercicio pasado el primer semestre de 2016.

233 Grados de TI, en 2015, ha trabajado exactamente para 17 organizaciones

Durante 2015, los 233 warriors han trabajado exactamente para 17 organizaciones. Si contasemos en “número de proyectos”, en vez de en “número de organizaciones”, el número sería, obviamente, superior a 17, pero como el concepto “proyecto” algo es difuso, por ahora en los informes estos contamos sólo “empresas”.
También hemos dejado fuera de esas 17 empresas a aquellas que sólo han asistido a alguno de los cursos en abierto que  233 ha organizado en algún momento. Esas no las contamos.

Por tamaño de organización

Vamos allá. De las 17 organizaciones de 2015:
– 5 son pequeñas empresas,
– 5 son medianas,
– 4 son empresas grandes
– 3 son, según la 233 clasificación, empresas muy grandes (la categoría “muy grande” la dejamos para empresas en bolsa, multinacionales, etc.).

Tipología de actividades y otras intervenciones en territorio hostil

De los anteriores proyectos, la mayoría están bajo el, llamemos, paraguas “ágil”, si bien este paraguas es demasiado grande y habría que matizar (ya sabes, hoy “todo es ágil”). También ha habido proyectos de ayuda a “cómo estimar proyectos” y también alguna auditoría de calidad software.
Dentro de ese gran “paraguas ágil”, entre unos y otros, los 233 warriors las principales actividades que hemos desarrollado han sido principalmente:
– DEVOPS. Ya te he contado en varias ocasiones que el 2015 lo bauticé como “nuestro año del DevOps”, más que nada por la paliza que nos hemos dado haciendo cosas para unos y otros. Aquí entran muchas cosas, otra área demasiado grande, desde las peleas con los IaaS, los PaaS, los Docker, que si los AWS, los Cloud Foundry, los OpenStack, otros seres y estares, y, lógicamente, la parte más de cambio cultural del DevOps, etc., y etc., y etc.
– AGILIDAD EN GRANDES EMPRESAS. Mucho de esto. Pero mucho. Porque ahora hay un movimiento grande en empresas grandes a, digamos, ser “más ágiles”. Aquí, igualmente, hay mucho, desarrollo de la estrategia para migrar, cómo y hacia dónde, proyectos tradicionales a proyectos ágiles (en algunos de los casos nos ha tocado lidiar con proyectos que se desarrollaban en varios países). Y mucho de “qué pasa cuando hay múltiples equipos ágiles”. Y de apoyo contractual, cómo encajar todo esto en contratos.
– TESTING ÁGIL. Aquí, destaco toda la parte de BDD, Gherkin, Cucumber, Calabash, etc., más técnicas, y las de, digamos… “cambia de mentalidad, que el Testing ya no es lo que antes era, evoluciona”.
– PRODUCT OWNER. Área que ha crecido en demanda especialmente este 2015. Y que tiene pinta de crecer y crecer este año. También, mucho aquí, desde el propio rol del product owner, que si cuántos por equipo, que si mapas de historias de usuario, etc.
– VARIOS. Desde apoyo a la realización de artefactos ágiles en proyectos que ya estaban metidos en agilidad, tipo a, por ejemplo, arreglar un product backlog, etc., hasta, de manera similar al anterior, apoyo en cómo trabajar con herramientas de gestión en proyectos ágiles, tipo, por ejemplo, a enseñar a usar bien JIRA.
– MENTORING. Mentorización de equipos, desde lo más básico hasta cosas avanzadas. Lo meto como una categoría aparte, si bien podría ir relacionado con todas las anteriores.

Los problemas de ir al límite…

Nos hemos propuesto que no volverá a pasar. Nunca. Entre los valores de 233 hay uno desde hace mucho tiempo que dice algo así como “estar a gusto, y disfrutar de lo que hacemos, por encima de morir de, y en, proyectos y proyectos (bien porque no nos gusten esos proyectos o porque sean demasiados)”. Y dicho valor… ha sido incumplido totalmente, principalmente en los últimos meses.
¿Razón? Cuando vas al límite… algo puede pasar… y pasa. Cuando ya de por sí era complicada la agenda… @nnsanchez92 … tuvo la desgracia de sufrir un esguince (recuperate Noemí). Y no pudo ir a las actividades de final de año. Horror. Mordor hubiese sido, sin duda, el caribe comparado con lo que fue noviembre y diciembre. Se nos caen las lágrimas de recordarlo. Se ve el horror en las retinas de aquellos que lo sufrieron (lo sé @MaMoralesMC )
Pero bueno… pasó, y, al menos, pudimos llevarnos a @nnsanchez92 , tirando de pulso, músculo y silla de ruedas, a ver Star Wars VII.

Algunas notas generales y de interés

Como nota general, si en aquel post de Resumen de los proyectos en que hemos trabajado en el 1er Semestre 2015 te decía “233 ha estado bastante desbordada este semestre, hasta el punto de tener que decir a ciertas organizaciones que no podíamos asumir su proyecto, todo ello principalmente desde mayo, con especial pico en julio (que como no entra en el trimestre lo dejo para el siguiente)”, en aquel momento pecaba de INGENUO al no saber lo que nos esperaba después del verano… fue Mordor. Un infierno.
No volverá a pasar. Saber decir «no» es una virtud que hay que trabajar.
 

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *