Consejos, aventuras y desventuras de un informático con el inglés e “inglés de guerrilla” (1/2)

Te puedo asegurar que este post lleva en borrador 5 años, concretamente desde 2011, siempre le iba añadiendo algo y nunca lo veía terminado, y hoy me he decidido, con sus seguras carencias, a liberarlo. Y, con estos antecedentes, cómo no, me ha salido un pedazo de post, así que, como es costumbre cuando la cosa se alarga, te lo voy a dividir en dos partes, la de hoy y la de mañana. He preferido hacerlo así, antes que recortarlo, por lo importante que me parece el tema y por lo frecuentemente que hablo de él con vosotros.
Yo soy de esa generación de españoles que hoy preferiría que no le hubiesen enseñado nada de inglés en el colegio y en el instituto. En serio, nada, cero. Lo que me enseñaron, más si es el inglés de La Mancha, como fue mi caso, fue tan malo que, llegado el momento de enfrentarme a una “situación en inglés”, me implicó dos problemas: uno borrar de mi mente lo que me enseñaron y dos aprender desde cero.
Cuando de verdad te tienes que enfrentar a un entorno real con gente que habla inglés como lengua materna, aprendes que tienes que borrar de tu mente gran parte de lo que te mal enseñaron (y mal aprendiste), ya que ese inglés de aquellos años del colegio solo se entiende en España, y volver a aprender casi de cero. Para mí eso ha sido más trabajo, y más lío mental, que haber aprendido bien inglés desde un principio.
Este post ni te lo escribe un nativo, ni alguien que se considere en un nivel avanzado, pero si son las ideas y experiencias de supervivencia de alguien que partiendo de cero, y a base de muchas tortas, ha conseguido defenderse con lo justo y sobrevivir en el extranjero, dominando un inglés que yo llamo de guerrilla, cuyo fundamento primordial es lo práctico y efectivo ante todo.
Espero, al menos, que las ideas que voy a compartir contigo pueden ayudarte a saber por donde tirar y quitarte ciertos mitos. Y, quizá, hacer que te sientas identificado. Con todo, lo voy a dividir en ciertas reflexiones, seleccionadas de muchas, que tampoco es cuestión de que se me vaya de dos post.

1 – Hay varios “ingleses”

Mi vida con el “inglés” cambió cuando en 2011 la Universidad Carnegie Mellon me invitó para pasar una temporada allí con ellos, en Pittsburgh, como investigador invitado en modelos de mejora de procesos software (Agilidad, procesos, etc.) y, además, hacer el postdoctorado allí.
La cantidad de cosas que aprendí viviendo en los USA daría para muchos post, de hecho, cuando llevaba 55 días viviendo en Pittsburgh, emulando la peli de 55 días en Pekín, te dejé aquel post de 55 días en Pittsburgh. Pero, centrándome en las cosas que refieren al inglés de guerrilla, lo que me quedo claro es que hay varios tipos de “ingleses”.
Yo ya había ido por el mundo hablando en inglés en conferencias, en Canadá, en Austria, Brasil, Irlanda, etc., pero en Pittsburgh una cosa me quedo clara: una cosa es el inglés de conferencia y otra en de la calle, en una ciudad de habla inglesa, el inglés de ir a comprar el pan, de coger el autobús, etc. Para este “segundo tipo” de inglés había que ir mucho, pero mucho, más preparado, ahí es donde “se clavaba la rodilla”.
Ese inglés de la calle no se aprende leyendo libros técnicos, ni con el curso por fascículos del kiosco. De hecho, no se aprende leyendo, porque el inglés de “guerrilla” se estudia con algo que nunca nos contaron: escuchando. Sólo escuchando.
De hecho, una hora viendo una película o un “telediario” con el audio en idioma inglés te valdrá más que 1000 horas intentando aprender inglés leyendo. Y es por eso que mucha gente de Latinoamérica, donde se escuchan las películas en idioma original, controla mucho el idioma.
Pero hoy no tienes excusa. Hoy, a diferencia de hace años (que sólo teníamos un casete), tiene infinitos recursos para oír en inglés.
Y esto me llevó a una segunda reflexión sobre eso de que hay varios “ingleses”, a que concretamente había que aprender los siguientes 4, que eran diferentes y se estudiaban de manera diferente:
1 El de leer inglés (este lo tenía superado, si eres informático seguro que también lo tienes superado)
2 El de escribir (este no tanto, pero al ser asíncrono, no te la sueles jugar en un cara a cara, hoy en día tirando de traductor y Google mal que bien puedes salir)
3 El de hablar, esto ya es serio.
4 El de escuchar, más serio aún.
Continuamos mañana…

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Consejos, aventuras y desventuras de un informático con el inglés e “inglés de guerrilla” (1/2)”

  1. Cuando llegué a Irlanda (llevo aquí más de tres años) para trabajar de programador pensé «mi inglés es suficientemente bueno como para no tener mayores problemas» …. pobre iluso. Lo pasé fatal.
    Y eso nos pasa a muchos españoles.

  2. Hasta que punto es un impedimento el nivel de inglés para trabajar en el extranjero? Entiendo cuando me hablan, escribo y leo medianamente bien pero soy incapaz de defender una solución con seguridad en inglés, en mi empresa viene gente de fuera que no habla español y mal que bien se las apañan. Cómo es la curva de aprendizaje? Son tantas las cuestiones que me frenan a dar el salto que año tras año sigo aquí diciendo «este año me voy» pero a la hora de la verdad no me atrevo 🙁

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *