Escalar agilidad: Liderazgo tribal (2/3). Moviendo a una tribu de una etapa a la siguiente

Cuando una persona pasa tiempo suficiente en una tribu, que se encuentra en una determinada fase cultural, se convierte en un embajador de su cultura, sea buena o mala. Se hace de esa cultura.
Con el tiempo, el lenguaje que habla cada persona y el de la tribu se sincronizan. De hecho, se puede determinar la etapa en la que está una tribu contando el número de personas que hablan el idioma de dicha etapa y, además, cuales de ellas están en posiciones de liderazgo.

O te adaptas a la cultura de la tribu o la tribu te intentará expulsar

Hace un par de años ya hablamos de esto, aquel post de 2013 de cultura organizativa, aquello que nadie te explica pero que marcará tu devenir profesional. Si una tribu está en, por ejemplo, la etapa cuatro, la de «somos en grupo los mejores», es porque la mayoría de miembros están en dicha etapa y si viene un nuevo miembro hablando el lenguaje de la tres, «yo soy el mejor»… la tribu rechazará a esa persona.
Así funcionan las tribus… o nos moldean a su cultura o, si rechazamos su cultura, nos aíslan. ¿No has sentido esto en alguna empresa en la que has trabajado y de la que te has ido por qué no encajabas? Yo sí (y me fui).
La mayoría de las empresas, medianas o grandes, tienen tribus que son mezcla de las etapas dos y tres, rondan la línea divisoria entre «mi vida es una mierda» (segunda etapa) y «yo soy genial” (tercera etapa), con algunas tribus menores en la etapa cuatro, la de «somos geniales». Y esto, en ocasiones, genera  autenticas batallas.
Muchas empresas, que desconcoen todo esto, intentan implantar una nueva cultura, no saben como llamarle, pero intuyen que para seguir siendo competitivos necesitan más tribus de etapa cuatro, incluso en ocasiones no saben ni que hay tribus. Pero van a ciegas, dan charlas de cambio, le mandan a todo el mundo el libro ese de «quién se ha llevado mi queso», les dan cursos, llaman a consultores que vienen con un montón de powerpoints de gestión del cambio, pero…

La única manera de mover una tribu al siguiente nivel cultural

La forma de mover toda una tribu al siguiente nivel es mover la masa crítica de gente a la siguiente etapa. Este proceso consiste en mover a mucha gente hacia delante, de forma individual, facilitando a utilizar un lenguaje diferente y cambiar, en consecuencia, un comportamiento diferente.
En una triu en etapa tres debería haber cada vez más gente de etapa cuatro para que exista el cambio (este caso concreto lo vemos mañana más despacio).

Liderazgo tribal

Muy pocas personas tienen la capacidad de cambiar el escenario dominante de una tribu. Esas personas son líderes tribales. El trabajo de un líder tribal es acelerar el viaje de cada persona entre una etapa y otra, de manera que se forme una nueva masa crítica y que, cuando eso suceda, la tribu se vea a sí misma como una tribu. Esto es liderazgo tribal, en pocas palabras.
El liderazgo tribal se centra en sólo dos cosas: cambiar el lenguaje que la gente usa (recuerda el anterior post sobre las fases que identifican cada etapa, del «soy el mejor» al «somos los mejores») y los tipos de relaciones que se forman en la tribu.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Escalar agilidad: Liderazgo tribal (2/3). Moviendo a una tribu de una etapa a la siguiente”

  1. Yo el tema lo veo bastante menos escatológico. Yendo a lo tácito. Hay una gran competencia y esa competencia no tiene barreras ni en divisa ni en nación. Estoy no es ya economía global sino, citando a un estudioso patrio en la materia (al que se le escucha poco, porque a ver quién quiere creer que el Sol no gira alrededor de la Tierra a estas alturas de la película y menos cuando lo que toca es disfrutar de las mieles del esfuerzo): estamos en la era post globalización económica. En esta era los derechos pierden el sentido porque el ser humano no importa, lo que importa es el mercado y la Tierra.
    Que si la vida es una mierda, que no que no es la vida sino la mía porque yo soy una mierda, que dónde estará mi sitio (como la mosca, aquí o aquí). Pues depende, porque esto es un tornado, en el ojo estás tranquilo pero ves que alrededor parece que vuelan cosas. No importa, si uno no está ahí. Lo malo es que si comprendes que estás en el ojo del tornado sabes que la calma que se percibe es como el brillo intenso de las bombillas cuando se van a fundir.
    + Sistema –> economía post global
    + Personas –> trabajan a cambio de un dinero que les permita cubir sus necesidades (necesidades cuya cobertura es facilitada por otras personas a través de sus trabajos)
    + Empresas –> entidad principal alrededor de la cual se articula el sistema
    + Estados –> árbitro del sistema
    × Libertad != ausencia de conciencia
    × Violencia psicológica = violencia
    × Economía real != economía financiera
    Solución: estabilizar el sistema mediante ajustes razonables.
    Quiere decir esto que, por ejemplo, en España que somos un país con una dependencia energética bestial (producimos el 25% de lo que consumimos) nos tenemos que dar al ajo y al agua? Pues mal estaría el tema, teniendo sol, agua, viento, ingenieros, legisladores? y habiendo fortunas nacionales que seguro no tienen reparos en apoyar (no hace mucho alguien hizo una donación importante a hospitales públicos, que están como están).
    Educación — Trabajo — Sostenibilidad
    (esto es etapa 5 de la formación tribal)
    VS
    Que me den un título — A dejar de ser Paco — A mí no me falta de nada
    (esto sí es mentalidad tribal etapa 1, y da qué pensar sobre la eficacia del sistema)
    Como ejemplo, para los escépticos del cambio, Finalandia, que estos sí son etapa 5 desde el origen, empieza a implantar renta básica de 800 euros mensuales compatibles con actividad laboral y reducirá paulatinamente la intervención del estado en asuntos sociales. Ellos sí pueden, están educados para la educación, el trabajo y la sostenibilidad.
    Nosotros, como nación, estamos entre la etapa 1 y la 2. Se puede dar el salto cualitativo a la 5 de la noche a la mañana? No. Y el que diga lo contrario miente y lo sabe.
    Ahora, dile al de «a mí no me falta de nada» que esto no funciona así ya. Y qué te encuentras? Obstrucción del cambio. Por qué? Porque el ajuste tiene que ser razonable, constante, a ritmo adecuado y sostenido en el tiempo. Que si existiese la cultura de la mejora contínua no se habría llegado a esto. Pero aquí estamos. Nos flagelamos? Yo creo que hemos conseguido mucho, sólo tenemos que reajustarnos, mirar la auténtica realidad y dejar de querer olvidar que fuimos y seremos todos Paco, porque aquí muy pocos nacieron en una cuna de oro, por mucho que nos entusiasme el postureo.

  2. Estoy completamente contigo en que la cultura organizacional es un factor clave en el exito de una empresa y sobre todo cuando se relaciona con la tecnologia, por experiencia sé lo dificil que resulta realizar la implementacion de un software o la gestión de servicio de TI, ya que estas tribus, la segunda y tercera, se sienten como amenazadas por la tecnologia causando friccion con el perosnal del departamento de TI. Si tienes más material o links sobre el tema te lo agradeceria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *