Consultor, la nueva palabra denostada

¿Os habéis fijado en la tendencia creciente a que casi nadie quiera que profesionalmente se le llame “consultor”? ¿Y de que por ende parece que ya nadie hace proyectos “de consultoría”? “Consultor”, la nueva palabra denostada por el mundo del software.
Lo que hace unos años era un título profesional que llenaba de orgullo a sus poseedores, “-Soy consultor de xxx en la súper empresa yyyy-”, hoy cada vez más parece ser un título del ya pocos se sienten orgullosos. Y, entiendo que por ello, la cantidad de “títulos” sustituyentes ha crecido “por encima de nuestras posibilidades”, sólo tienes que darte una vuelta por Google o Linkedin y verás que donde antes ponía consultor ahora aparece “Coach de tal”, “Mentor de cual”, «Evangelizador de», etc., o, manteniendo un sesgo más tradicional, aparecen los “consultores + Palabra más de moda”, como “Consultor Artesano”, etc.
Sólo por citar algunos casos recientes. Hace unos días, me convocan a una reunión, empresa de las muy grandes, tema: ver si les ayudaba sobre cómo pasar de proyectos tradicionales a ágiles… “-Javier, pero no llamemos nunca a este proyecto una consultoría, que sino la gente se asusta y nos cargamos el proyecto-“.
Días después, empresa más pequeña, tema: lanzar una iniciativa, para un grupo grande de PYMES, que consistía en mejorar sus prácticas de gestión e ingeniería software mediante técnicas ágiles… “-Javier, pero no mencionemos la palabra consultoría, que ya con eso se piensan que le vamos a cobrar muy caro-“.
Y así sucesivamente, no es cuestión de alargar el post, resumen y síntesis de motivos escuchados por este quien escribe para eliminar la palabra consultor, o consultoría: “suena caro”, “suena antiguo”, “suena a Bodyshopping”, etc.
Será un caso más del cambio de ciclo que vivimos, muchas cosas antiguas se van, o evolucionan, sustituyen o transforman, está pasando en política, en formación, en profesión, en educación y quizá este sea un ejemplo más.
Será quizá también que la profesión de “consultor” ha sido tan maltratada y tergiversada que ya no ha dado para más y ha habido que buscarle sustituto, en línea con aquello que comentamos de ¿Ya no está de moda trabajar en una consultora grande?
Según la Wikipedia, “un consultor (del latín consultus que significa «asesoramiento») es un profesional que provee de consejo experto en un dominio particular o área de experiencia”. Y todo el mundo sabe que en los últimos años “consultor” ha sido la palabra fina dada a aquellos que entraban en el más lucrativo negocio tecnológico de este país… el Bodyshopping (recordarás aquel post de ¿Por qué en España hay tantísimo bodyshopping? El mayor negocio tecnológico del país). Y todo el mundo sabe que no precisamente todos los que recibían el título de consultor, otorgado por una consultora, ejercía las labores que originariamente se esperaban del cargo… “…consejo experto en un dominio particular”.
Sí, sí, ya sé, ya sé, seguro que más de uno me dirá, y ahí tiene abiertos los comentarios de este post si quiere, que “-Es que exactamente un [pon aquí alguno de las sustituyentes que cité antes] no es un consultor porque….-“, pero, no sé, a mí me da en la mayoría de los casos es un mero cambio de palabras.
 

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Consultor, la nueva palabra denostada”

  1. Juan J. Olmedilla Arregui

    Como decía Don Fabrizio en El Gattopardo: «Que todo cambie para que todo permanezca».
    Al final los caraduras se apropian de la palabreja de moda para hacerse con el negocio, y cuando ya han desprestigiado el concepto cambian al siguiente. Pero ellos siguen siempre haciendo lo mismo. Los mismos «consultores» de antes, que no tenían ni idea, son ahora los «agile coach» que tampoco tienen ni pajolera de Agilidad ni de nada. Antes llevaban corbatas y trajes caros y ahora se apuntan a la moda del «casual» y del macbook, pero siguen siendo los mismos.

  2. Lo habéis clavado: maltrato, lucrarse, apropiación, desprestigio,…
    La primera vez que escuché eso de consultor *experto* ya me dió mal rollo. El modelo estaba corrupto.
    3 cuartos de lo mismo cuando escucho becario con experiencia.
    Y efectivamente lo siguiente será el Agile Coach. Que para mi ya lo es y con razón, anda que no se ven auténticos jetas por ahí vendiendo Scrum (y sólo Scrum) como si fuera el bálsamo de Fierabrás del desarrollo de software. Cuando el único secreto es invertir en los equipos: contrata gente con talento, no los desmotives, fomenta su formación técnica y metodológica, pero sobre todo la técnica! Para qué quieres Scrum si tu equipo no hace testing, si no sabe usar tags y branches, si no tiene automatizada al 100% la build, si tienes clases de miles de líneas y métodos de cientos de líneas, etc. etc.. Uf!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *