Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Mar 24, 2015 in General | 1 comment

No esperes resultados diferentes… si siempre haces lo mismo

“No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”, por si no te sonaba, es una frase de Einstein.

Si estás todos los días, durante muchos días, haciendo el mismo régimen de adelgazamiento y no bajas peso… no esperes un milagro, cambia, ¡busca otro método! Si estas estudiando de una determinada manera y suspendes todo… no esperes un milagro, leches, espabila, vamos, cambia, busca otro método.

Parece lógico ¿no? Pues no, no lo es, sino no habría tanta gente obstinada en intentar no cambiar, y de repetir y repetir ciertas maneras de hacer, esperando… que caiga el milagro, la divinidad, la lotería.

Y si ya es común ver este extraño comportamiento en cuestiones de día a día, “fáciles” de entender, en cosas que atañen a uno solo, en cosas relativamente obvias… imagínate a nivel de grupo, empresas y en gestión e ingeniería software. Imagínate.

Veamos algunos casos curiosos y típicos, de entre decenas:

“-No falla, llevamos años, y no hay paso a producción en el que al final no explote algo, en el que no estemos todos temblando hasta el día siguiente-”.

Pero sin embargo, una y otra vez, durante años, pero años, llevan usando el mismo proceso basado en hacer testing con ejércitos de becarios, la mayoría del tiempo testing en papel y sólo en los últimos días testing en real, acompañando todo con amenazas sobre las consecuencias de un nuevo error en producción, etc.

“No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”. ¿Te has parado a pensarlo? Años y años así… y ¿aún confías en la divinidad y el milagro a ver si el siguiente paso a producción no es un infierno?

“-No hay manera, siempre que los usuarios piden algo a desarrollo, cuando desarrollo lo tiene listo… toca discusión con los usuarios, que si eso no era, que ellos no lo habían pedido así, que si bla, bla-“

Pero sin embargo, una y otra vez, durante años, pero años, llevan usando el mismo proceso basado en tomar los requisitos de una vez, lo más exhaustivos posible, sin permitir que nadie cambie una coma una vez empezado el proyecto y sin que el usuario vea nada de lo desarrollado hasta el final.

“No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”. Piénsalo. Años y años discutiendo usuarios y técnicos, los usuarios con los técnicos, los técnicos con los usuarios, que si la culpa es tuya, que si no que es tuya. ¿Aún confías en la divinidad y el milagro a ver si se arregla solo?

Vosotros mismos, desperdiciar media vida en fracaso tras fracaso, frustración tras frustración o… ¿y si cambiamos? ¿y si abrimos la mente? ¿y si pensamos diferente?

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

1 Comment

  1. Excelente publicación y creo que también deben haber cambios aunque las cosas vayan bien. El cambio siempre es sinónimo de crecimiento y evolución. Siempre queremos ser mejores y para lograrlo tenemos que cambiar algo.

    Saludos

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This