¿Qué motiva a las personas de un equipo? (2/2)

Este post es la segunda y última parte de la serie de 2 post que resumen los 10 principales factores de motivación intrínseca (te dejo aquí el enlace a la primera parte), esos que hacen que alguien se motive por algo, no sólo a la hora de trabajar, también a la hora de comprar, apoyar etc.

6 – Libertad, Independencia y Autonomía

Hay a quien le motiva la libertad, tomar sus propias decisiones, que le dejen a su aire, que elija su horario, etc. Gran cantidad de empresas de hoy en día, que generalmente no son aquellas bajo el patrón “Troglodita Management”, hacen uso de este factor de motivación, haciendo uso de horarios abiertos, zonas de relax a las que puedes ir cuando quieras, etc.
Claro que en mundo del “Troglodita Management” ha varios ejemplos de cómo destruir este factor de motivación, véase, por ejemplo, los sistemas de fichar, que sí, que aún existen en empresas de desarrollo.
Si te vale de ejemplo, en el grupo 233 Grados de TI, desde el principio, nunca hubo horarios para hacer una tarea, y te aseguro que no por ello se dedican menos horas a la hora de trabajar en algo, ni mucho menos.

7 – Relaciones

El establecer relaciones motiva, abrirnos como personas, darnos a conocer, conocer la vida personal más allá de la profesional ayuda o incentiva a que los demás también se den a conocer, estableciendo una relación más cercana, de esta manera se obtiene una mayor confianza dando lugar a una mejor relación.
Las personas se sienten más conectadas cuando tienen un acercamiento más personal entre ellas. Muchos nos relacionamos mejor cuando nos abrimos a los demás, y una mejor relación implica más influencia.
Como en el caso anterior, muchas empresas de hoy en día, que, ya sabes, no serán aquellas bajo el patrón “Troglodita Management”, hacen uso de este factor planificando actividades que mejoren las relaciones, “after works”, salidas, comidas, etc. Casi la mayoría de empresas que conozco hacen algún “evento” de este tipo, pero también conozco otras en las que la mala relación entre las personas ha llegado a hacer imposible este tipo de actividades, que no te pase.

8 – Claridad y sinceridad

Cuando se es honesto acerca de la existencia de algún defecto, se es sincero a la hora de hablar y tratar los problemas, se reconocen las cosas en vez de esconderlas malamente, se aumenta la confianza y, sobre todo, la confianza a la hora de ofrecer y recomendar las cosas positivas.

9 – Tener un objetivo y un propósito

Tener un gran objetivo, luchar por una causa, un objetivo noble… motiva.
Ejemplo, cuando nació 233 Grados de TI el objetivo estaba claro: cambiar el mundo del software, erradicando las viejas y anticuadas prácticas de gestión (aquí entre nosotros, el Troglodita Management) que aún nos asolan.
A este respecto, te dejo unas frases que valen oro, luego un día me lo agradeces, sobre las visiones y la misiones, extraídas del libro Urbrands de Risto Mejide, págs. 60 –   62 (que luego me vuelvo loco buscando las citas de los libros leídos):

“Misión es lo que quieres para ti, y una visión es lo que quieres para los demás”

“Una visión es lo que quieres que ocurra más allá de los muros de tu empresa”

“A toda visión le corresponde una causa. Si quieres conseguir algo para los demás, normalmente deberás conseguir vencer a aquello que les impide conseguirlo por sí mismos. Porque si no, no te necesitarán para alcanzarlo. Si te necesitan, es porque hay un impedimento. Hay un enemigo contra el que luchar. Puede ser un enemigo enorme, como el hambre en el mundo”

“Está bien que nunca alcances tu objetivo. No te desesperes si eso ocurre. Porque una utopía es como el horizonte. Por mucho que camines siempre se alejará. Pero para eso sirve precisamente el horizonte, o la utopía. Para caminar”

10 – Estatus

Pues sí, hay a quien le motiva el estatus. Elevar su condición social, títulos, premios, certificaciones, referencias, acreditaciones, etc. Una manera de motivar en este sentido es usar símbolos que representan el status, como hace la “gamificación”, el otorgar premios públicamente, por redes sociales, en privado, etc.
— Post escrito por María Morales (@MaMoralesMC) y Javier Garzás (@jgarzas)
¿Qué motiva a las personas de un equipo? (1/2)

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “¿Qué motiva a las personas de un equipo? (2/2)”

  1. Mi opinión sobre la motivación es que debemos ser capaces de estar motivados por nosotros mismos, de buscar nuestras propias fuentes de motivación. No podemos esperar tener a alguien motivándonos constantemente. Porque quién motiva entonces al motivador?
    IMHO, una empresa lo que debe hacer es buscar gente motivada y luego preocuparse de no desmotivarla.
    Lo primero para no desmotivar a alguien es pagarle un salario adecuado a su valía. Una vez cubierto este punto podriamos hablar de factores de desmotivación contra los que debería luchar toda empresa. Nunca me había puesto a intentar enumararlos, pero leyendo esta genial lista de factores de motivación bien domentados, los factores de desmotivación sales solos:
    1- Curiosidad -> Rutina
    2- Honor y lealtad -> Desconfianza
    3- Aceptación y asociación al éxito -> No valorar a las personas ni sus méritos
    4- Conocimiento -> Desinformación, no formación
    5- Poder e influencia -> Hacer de menos a la gente
    6- Libertad, independencia y autonomía -> burocracia, reglas absurdas, horario extremo
    7- Relaciones -> Endogamia
    8- Claridad y sinceridad -> Opacidad, ocultamiento de información, no libertad de expresión, no entorno seguro
    9- Tener un objetivo y un proposito -> Falta de sentido y unión
    10- Estatus -> no plan de carrera o futuro
    En fin, un tema muy interesante. Qué pena no estar por Madrid para asistir a esas reuniones que mantenéis.

  2. jcesarperez tiene razón, es más, yo soy de los que piensa que todos, cuando comienzan un trabajo o proyecto, parten de una posicición de motivación. Luego todo se puede venir abajo por sucesos que causan desmotivación, como los que comenta jcesarperez.
    La realidad es que motivar es muy complicado, debería hablarse más de mantener la motivación que de motivar a la gente, pero desmotivar es muy sencillo. Una empresa pueda invitar a comer, hacer eventos con la plantilla, dar alguna palmadita en la espalda, pero como haga algo de lo que indica jcesarperez todo lo que se haya hecho para motivar no ha serivdo de nada. Creo que si una empresa no es capaz de generar motivación, por su estructura o lo que sea, debería centrarse en no desmotivar para confiar en que la gente siga con ilusión.
    Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *