Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ene 19, 2015 in General | 0 comments

Estamos más tiempo probando herramientas que haciendo el proyecto

De entre las muchas cosas que producen placer a los seres humanos (a la mayoría) está lo de probar cosas nuevas, la novedad. Los técnicos y los informáticos… también somos seres humanos y como tales tampoco somos ajenos, aun con ciertas particularidades, a aquellas cosas que producen placer al resto de los seres humanos, por lo que, igualmente, encontramos (la mayoría) gran placer en probar cosas nuevas, en las novedades.

Pero si además esas cosas nuevas que probamos son tecnológicas… el placer se dispara.

La cantidad de cosas nuevas tecnológicas que salen cada día y que son dignas y placenteras de probar es casi infinita. A todos os estarán viniendo a la cabeza los llamados “gadgets”: móviles de última generación, tablets, portátiles, etc. Cosas que gustan a técnicos, informáticos y casi a cualquier ser humano.

Pero en el caso concreto de los técnicos y los informáticos, concretamente de la gente del desarrollo software, además de los anteriores, de los “gadgets”, hay otro tipo de tecnologías, totalmente incomprensibles y desconocidas para el resto la de la humanidad, las cuales al probarlas, descubrirlas, instalarlas y experimentarlas dan un especial placer… las herramientas de desarrollo software.

A la mayoría de los que trabajamos en el sector del desarrollo software nos encanta probar, descubrir, instalar nuevas herramientas de desarrollo software.

Que si… “-Subversión es una buena herramienta de control de versiones, pero está vieja, es retro, por eso no nos salen bien los proyectos, me han contado que Git es mejor y más nueva, venga que la instalamos… ¡hagamos la migración!-“. Meses después… –“bueno una vez instalada tampoco era para tanto… ¿y si probamos otra nueva? ¿Plastic?-“.

Que si… “-TRAC es una buena herramienta de control de tareas, pero está vieja, vintage, así no podemos organizarnos, se nos va el tiempo, es que me han contado que JIRA es mejor y más nueva, venga que la instalamos… ¡hagamos la migración!-“. Meses después… “-bueno una vez instalada tampoco era tan buena… ¿y si probamos con Version One?-“.

Bueno, no hace falta ampliar la lista, que no solo se extendería a otros tipos de herramientas sino que además podría ampliarse con evoluciones y extensiones a las ya existentes, supongo que sabes a lo que me refiero… ¿lo has vivido? ¿no?

La evolución de herramientas es sana, buena y necesaria… ¡pero es que hay proyectos están más tiempo probando herramientas que haciendo el proyecto!

Esta “patología” no creas que es nueva, o que solo te ocurre a ti, o en tu equipo, no nada, nada, es mucho más antigua y extendida. De hecho, McConnell la “diagnosticó” en su popular lista de errores típicos del desarrollo software (Errores clásicos en el desarrollo software) como “Switching tools in the middle of a Project”, es decir, algo así como estar cambiando de herramientas en la mitad de los proyectos y ya decía el, como bien sabemos tú y yo, que las promesas de “la novedad” en ocasiones no nos dejan ver los costes de las curvas de aprendizaje, el coste del re-trabajo, de las migraciones y los errores que conlleva usar algo nuevo.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This